Info
 

UNA EXPERIENCIA EN FIRMAT

Esta Experiencia depende de Firmat, provincia de Santa Fe

Calle: Paseo Nuestra Sra. de la Merced 1096
Localidad: Firmat
Código Postal: 2630
Teléfono: 03465-420522
Fax: 03465-423328
E-mail: secretariadeproduccion@firmat.gov.ar
Sitio Web: www.firmat.gov.ar
Cantidad de Habitantes: 18294
Organismo del municipio que implementó la experiencia.
Secretaría de Salud y Acción Social

Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia

Firmat, es una ciudad agroindustrial situada a 100 Km. al sur de Rosario (Santa Fe). Cuenta con aproximadamente 18.000 habitantes. 

El Presupuesto municipal es de $7.000.000.- al año y nuestra ciudad cuenta con 200 empleados municipales de planta permanente y 200 entre contratados y changarines (400 en total).

Hay varias fábricas, entre ellos Vassalli Fabril (máquinas cosechadoras), Nestlé (hoy D.P.A).

Educación: primaria, secundaria y nivel terciario. Este último a través del Centro Universitario Firmat, con  convenios con la Universidad Nacional de Rosario y la Universidad Nacional de Entre Ríos ( se dictan carreras de Ciencias de la Educación y Bromatología). Además se establecen convenios con el Colegio de Abogados y Colegio de Médicos para cursos de postgrado.

La población que de una u otra forma requiere ser asistida, son aproximadamente 1.500 familias. Entre 4.500 y 5.000 personas.



Objetivos Propuestos y metas del Proyecto
  • Estar junto a la gente: escuchándolos a todos, intentando contener, identificar a quien menos tiene sin prometer, pero intentando paliar, solucionar su problema, dentro de nuestras posibilidades.
  • Dignificación: a través de la contraprestación laboral. Toda persona que recibe algún recurso sea alimentario o de salud, tiene que realizar algún trabajo comunitario: limpieza de la sala asistencial (CAPS), huerta comunitaria, veredas comunitarias, etc.
  • Estimular la autogestión y la participación comunitaria: se busca la participación activa de la gente en su problemática barrial: de salud, educación, trabajo, alimentación. Para ésto se conforman en cada sala periférica (CAPS: Centro de Atención Primaria de la Salud), pequeños Consejos de Administración, constituidos por vecinos. Estos consejos tienen la responsabilidad de administrar los recursos que se generan en cada CAPS a través de: las consultas médicas (se cobraba $1.- la consulta y aquél que no podía pagar era atendido igual, pero devolvía el servicio de su comunidad con un trabajo comunitario, éste se dejó de realizar por norma emanada del Plan REMEDIAR (que prohíbe el cobro por atención médica), venta de hortalizas, panes caseros, pastelitos, etc. Todos los recursos quedan en cada CAPS, no ingresan a Municipalidad; o sea es dinero de la gente que vuelve a la gente (se compran insumos) y es la gente del barrio quien tiene la responsabilidad de administrarlo. Ésta es la idea pero nos es muy dificultoso lograr la participación de la gente.
  • Compartir con la comunidad todo el accionar de la Secretaría de Salud y Acción Social. Para ésto se creó el Grupo de los lunes (nos reuníamos cada 15 días los días lunes) junto a gente de Cáritas, pastores evangélicos, vecinales donde se discute cómo y a quiénes se distribuyen los recursos (este espacio se sumó luego al Consejo Consultivo del Plan Jefes y Jefas).
  • Articulación con área Cultura y Educación de Municipalidad con la que  compartimos varios talleres. Programa Firmat de invitamos a leer: siguiendo el programa de la Sociedad Argentina de Pediatría se conformó un espacio de lectura en cada CAPS (la Fundación Leer proveyó los libros). Se unieron las bibliotecas de la ciudad y se sacaron los libros a la calle: hubo varios encuentros barriales donde se leía y contaban cuentos (Firmat, vení que te cuento).
  • Articulación con el sector privado: con empresas como Nestlé (D.P.A), Planauto. Consideramos fundamental el involucramiento de lo privado en lo público, para poder utilizar racionalmente todos los recursos de una ciudad o región (pero el estado municipal no debe perder su rol rector de esta articulación)
  • Articulación con el sector provincial (Hospital Samco): los recursos públicos de salud son aportados por la Provincia de Santa Fe y el municipio. De la racional, eficaz y eficiente articulación que realicemos dependerá una mejor llegada de estos recursos a los que menos tienen. Éste es nuestro desafío y nuestra obligación.
  • Articulación con la Nación: recibimos 800 Planes Jefes y Jefas (de los cuales el 92% cumple con la contraprestación laboral), el Plan REMEDIAR y El Hambre más Urgente.

 



Marco normativo de la Experiencia
  • Ordenanza Nº 364/84: Creación de la Secretaría de Salud Pública, Acción Social y   Deportes.
  • Ordenanza Nº 1020/00: Creación Programa Municipal de Ayuda Solidaria.

 



Características generales de la iniciativa

Autogestión: se fomenta la actitud autogestiva en cada CAPS, se generan recursos tales como: las contultas de los Profesionales del Arte de Curar. Se cobran $1.- (el que no puede pagar es atendido igual pero se anota en lista de trabajos comunitarios). Esta experiencia luego se suspendió por disposición normativa del Plan REMEDIAR.

Se venden los productos de la Huerta Comunitaria.

Panes caseros y pastelitos: se elaboran y venden.

Taller de acolchados y el Ropero Comunitario: la ropa que se recibe a través de donaciones se arregla y se vende por pocos pesos. Consideramos digno este procedimiento y eliminamos actitudes tales como: las personas se quejaban porque le daban a una 1 par de zapatillas y a otra dos. El que lo tiene es porque lo compró (si no se posee el dinero, se le da igual pero tiene que realizar un trabajo comunitario) Todo el dinero que se genera en cada CAPS no ingresa al municipio, queda en cada centro periférico y debe ser administrado por los vecinos.

La cuestión Alimentaria: se distribuyen 800 bolsones alimentarios: 563 los provee la Nación (el Hambre más urgente) y el resto Municipalidad (también la gente tiene que realizar un pequeño trabajo comunitario por el bolsón que recibe)

Tres cocinas comunitarias: son 400 las personas que se alimentan de lunes a viernes. En las cocinas se elaboran las comidas, pero las familias comen en sus casas. (las cocineras son Jefas de Hogar). Cada familia debe aportar $1,50.- por día; independientemente del nº de integrantes que componen la familia (sean 2 u 8 pagan lo mismo, pero se retira el nº de porciones equivalente al nº de integrantes). Cuando la familia no posee el $1,50.- se la invita para que venda pastelitos, pan casero u hortalizas de la huerta y así obtener el dinero.

Pan casero: en una de las cocinas comunitarias se elabora pan casero. Dos días por semana las familias ponen la harina y los otras tres lo hace Municipalidad.

Taller Crear con Soja: los productores sojeros de Firmat donan 2 ½ bolsa de soja por semana con lo que se elaboran 2.200 milanesas de soja que refuerzan los productos de los bolsones alimentarios.

Articulaciones: trabajamos conjuntamente con los pastores evangélicos y con Cáritas. Se estableció que cada persona debe tener un cuaderno donde anotamos todo lo que recibe esa familia, de esta manera no superponemos esfuerzos (si recibió una leche en Municipalidad, al ir a Cáritas por ejemplo se comprueba esto y no recibe de Cáritas leche en ese día).

Grupo de los lunes: nos reunimos cada 15 días junto a vecinales, Cáritas y pastores evangélicos para compartir y discutir  cómo dirigimos los recursos.

Población Beneficiaria: son aproximadamente 1.500 familias (4.000 a 4.500 personas) que de una manera u otra son asistidas por Municipalidad a través de la Secretaría de Salud y Acción Social.

 

 



Etapas de implementación y grado de avance

Nos es difícil definir etapas de implementación. En realidad no programamos nuestro trabajo en salud y acción social en etapas. Pero sí podemos comentar que nos sentimos satisfechos en que algo avanzamos.

Al inicio de esta propuesta, en que se ponía énfasis en el esfuerzo personal, en buscar la autogestión, la dignificación; la gente manifestaba poca aceptación, es más, en algunos casos expresaba un franco rechazo (“¿pero cómo?, antes me lo daban y listo”, manifestaban) (“antes era más fácil”). Poco a poco se fue entendiendo nuestra propuesta, que no busca “que se trabaje para la Municipalidad”, sino que se trabaje para la comunidad, que la gente se integre, se involucre, se comprometa, participe (que se sienta parte de).

Por otro lado cuesta mucho lograr la participación de la comunidad, pero es un largo camino. No obstante, a pesar de las dificultades, muchas personas cuando reciben una ayuda municipal, preguntan cómo o en dónde deben realizar la contraprestación laboral. La gente está acostumbrada a: la dependencia, al clientelismo, a no involucrarse (“ésto le corresponde hacer a otro”).

Con respecto a la articulación en el sector salud, debemos avanzar con el nivel provincial: si se  sentaran a una misma mesa el Jefe de Zona VII de salud (provincial), con el Director del Hospital Samco (provincial) y el Secretario de Salud Municipal, mucho se podría mejorar en el sector.

Hay que continuar proponiendo la participación del sector privado en el público, pero siempre con un Estado fuerte y rector (responsable y presente) para la mejor utilización de los recursos de los ciudad.

 



Recursos humanos involucrados

En nuestros equipos de Acción Social contamos con tres asistentes sociales, dos ex docentes y un responsable de la Secretaría de Salud y Acción Social.

Con respecto al sector salud específicamente, son nueve los Profesionales del Arte de Curar: tres pediatras, dos psicólogos, una fonoaudióloga y tres médicos generales.

Absolutamente todos los Profesionales del Arte de Curar fueron designados a través de concursos supervisados por: la Sociedad Argentina de Pediatría, el Colegio de Psicólogos de Rosario, el Colegio de Fonoaudiólogos de Rosario y el Colegio Médico de Rosario.

En nuestros CAPS se producen aproximadamente la mitad de las consultas a nivel público. En cada Centro de Atención Primaria de la Salud (CAPS) trabajan además una enfermera. Solamente una enfermera está a cargo de Municipalidad, el resto de la Provincia y una es Jefa de Hogar.

Además trabajan en los CAPS varias personas (algunas Jefes y Jefas) que colaboran ya sea en la limpieza, talleres de acolchados, ropero comunitario, elaboración de pan casero y pastelitos.

En las cocinas comunitarias trabajan Jefas de Hogar así como en el taller Crear con Soja.

 

 



Financiamiento

El Presupuesto de Salud y Acción Social es de $ 570.000.- por año.



Evaluación del impacto de la Experiencia

Notamos claramente un cambio en la gente. Poco a poco va aceptando la contraprestación laboral.

Se nota en la comunidad un gran entusiasmo por transparentar desde el municipio, la asignación de los recursos y el compartir con la comunidad todas nuestras acciones en salud y acción social. Nos impresiona que se comenzó a comprender y se constatan los resultados de la autogestión en los CAPS: se compraron elementos descartables, balanza, tensiómetros, refacciones de la cocina, etc.

Tenemos que seguir profundizando las distintas articulaciones ya sea a nivel interno con las distintas áreas municipales, pero fundamentalmente a nivel provincial y nacional. Con respecto al nivel nacional, en Firmat se desarrollan tres planes que funcionaban: el Hambre más Urgente, Jefes y Jefas de Hogar y el Plan REMEDIAR.

Éste último que nos parece excelente es un fiel reflejo de la falta de articulación: nos enteramos a través de los diarios de la posibilidad de acceso a este Plan, nos conectamos vía teléfono y luego se concretó. Lo correcto hubiese sido que los funcionarios nacionales o provinciales que tienen la responsabilidad  de difundir y bajar los distintos planes, en definitiva recursos públicos de la Nación o Provincia destinados a las comunidades municipales, lo hagan eficazmente. Es responsabilidad de todos los funcionarios que trabajamos en el ámbito público tengamos la comunicación necesaria.

Plan Jefes y Jefas de Hogar: son 800 planes que llegan a Firmat, de los cuales el 92% realiza la contraprestación laboral. Estamos muy de acuerdo con este Plan que permitió la inclusión laboral de 2.000.000 de argentinos y además la figura del Consejo Consultivo también nos parece un acierto: cómo organizadamente la comunidad se puede (y debe) involucrar y participar responsablemente en el control de lo público.

 



Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados

Realmente no se cumplimentó ningún mecanismo de seguimiento y evaluación de tipo formal. No obstante a través del contacto y seguimiento permanente en nuestros CAPS, talleres y cocinas comunitarias, estamos al tanto de todo lo que acontece en ellos. Además tenemos un contacto fluido con las vecinales.

Implementamos un mecanismo de evaluación y reformulación respecto de los CAPS, talleres, cocinas comunitarias, a través de reuniones que realizamos con la participación de las vecinales, personal de los CAPS, junto al equipo de Acción Social. Contamos para estas reuniones con la coordinación de las dos psicólogas del área de salud, que actúan en calidad de observadoras y moderadoras.

 



¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?

Entre todos intentamos progresar en lo referente a la participación comunitaria. Consideramos a este último dispositivo como muy útil y vamos encontrando cada vez con más claridad, el camino de la integración y participación.

Por último no podemos dejar de señalar que recibimos con beneplácito la decisión de la comunidad de Firmat: en la última elección a Intendente (07-09-03). Nuestra administración fue ratificada con el 62% de los votos. Interpretamos este resultado como un plebiscito a nuestra gestión. Esto último nos llena de orgullo y responsabilidad.

Como aprendizaje podemos señalar muchos aspectos.

  • La importancia de: escuchar, de darnos tiempo para estar con el otro.
  • Tener paciencia. Los tiempos de la gente y fundamentalmente los cambios de conducta son muy lentos.
  • Debemos aprender a escuchar “nos”, entre los integrantes del equipo municipal.
  • Estamos convencidos de lo trascendental de las articulaciones con los otros sectores: público (provincial y nacional) y privado. Pareciera que en la Argentina se está transitando este camino.
  • Finalizando queremos destacar que estos últimos 4 años de nuestras vidas, en los que tuvimos el privilegio de trabajar para nuestra comunidad, han sido de un gran crecimiento para nosotros. Hemos adquirido capacidades y aprendiendo también a través del error.

Esperamos renovar el entusiasmo por la cosa pública y superarnos en el servicio a los demás.



Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206