Info
 

PLAN DESCENTRALIZACIÓN QUILMES

Esta Experiencia depende de Quilmes, provincia de Buenos Aires

Calle: Alberdi y Gral. Paz
Localidad: Quilmes
Código Postal: 1878
Teléfono: 011-42537001/05
E-mail: subcom@qui.mun.gba.gov.ar
Sitio Web: http://www.quilmes.gov.ar/
Cantidad de Habitantes: 518788
Organismo del municipio que implementó la experiencia.
Dirección de Descentralización y Coordinación de Delegaciones

Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia

El municipio de Quilmes se localiza en el eje de crecimiento de la Región Metropolitana de Buenos Aires(RMBA), sobre la margen derecha del estuario del Río de la Plata y a 17 Km. del centro de la Ciudad de Buenos Aires. El proceso de configuración urbana en la comuna siguió un sentido Este-Oeste a partir del casco fundacional y de las primeras extensiones surgidas a lo largo del ferrocarril y de la franja costera. En términos de densidad poblacional, Quilmes tendría en la actualidad alrededor de 600.000 habitantes.

Aunque se reconocen asentamientos anteriores, el casco central de la actual ciudad de Quilmes se delimitó en 1817. En forma posterior se delimitan las actuales localidades de Bernal (1850) y Ezpeleta (1891) siempre con relación al ferrocarril. Solano se lotea hacia 1948. El crecimiento en franjas longitudinales, determinadas por las trazas de las grandes vías de comunicación de sentido Norte-Sur, implicó la conformación de un territorio con un marcado gradiente: hacia el oeste (es decir hacia los límites con los municipios de Alte.Brown y Lomas de Zamora)desciende progresivamente la calidad del espacio urbano, los niveles de cobertura de infraestructura y los horizontes socioeconómicos de la población. El área central de la ciudad, de aproximadamente 50 manzanas, ejerce una marcada preeminencia en lo que hace a la concentración edilicia, de servicios especializados y de actividades.  Esta centralidad física y funcional se verifica en el sistema de transporte de pasajeros, el que atraviesa, casi sin excepciones, el área central.  La estructura circulatoria actual muestra una clara preeminencia y jerarquía de los ejes de sentido Norte – Sur (Autopista Buenos Aires – La Plata, Av. Calchaquí, Av. La Plata, etc.) con débiles vinculaciones en el sentido Este – Oeste.

Con respecto a la cantidad de hogares pobres por necesidades básicas insatisfechas, el Partido de Quilmes supera el promedio para el Gran Buenos Aires ubicado en 1991 en el 16,5%.  Aunque la proporción de hogares con NBI disminuyó sensiblemente en el periodo intercensal (5,4%) el municipio continúa ubicado por encima del promedio del GBA.  Los hogares pobres representan el 18,2% de su población. 

Respecto de la situación laboral, si bien los valores disponibles con validez estadística datan del censo de 1991, la información de la Encuesta Permanente de Hogares procesada para unidades menores que el Conurbano arroja tendencias que permiten suponer un agravamiento de la situación socio económica de la población en el partido derivada del incremento de los niveles de desempleo. Los porcentajes de población desocupada crecieron para el total del Conurbano desde 1991 de un 5,7% a un 17.9% en 2000. El partido de Quilmes, expresado en los valores del agregado GBA 3, presenta un incremento de un 5,9% en 1991 a un 15,6% en 2000. En relación a la vivienda, los censos realizados por el INDEC clasifican a las viviendas particulares en dos tipos: deficitarias y precarias. La comparación de los datos para el Conurbano en el periodo intercensal dan cuenta de un alto grado de estabilidad para los indicadores vinculados al hábitat. En el caso de las viviendas deficitarias el porcentaje de hogares en estas condiciones se mantiene, registrándose en 1991 un 24,3%. Las casas tipo B, por el contrario, aumentan un 3% en este decenio, alcanzando un 14,7%; mientras que las viviendas precarias disminuyen en la misma proporción.  El partido de Quilmes muestra ciertas mejoras a este respecto ya que el porcentaje de viviendas precarias decrece un 4% entre 1980 y 1991. Con respecto al aumento de las casas tipo B y la disminución de las viviendas precarias, los datos del municipio acompañan las tendencias del Conurbano en su conjunto. Quilmes muestra un porcentaje de casas tipo B levemente mayor que en 1980, mientras que las viviendas precarias disminuyeron en un 3,6%. Esta reducción es relativamente menor que la del porcentaje del Gran Buenos Aires.

El acceso a los servicios sanitarios en el Gran Buenos Aires presenta situaciones de alto nivel de heterogeneidad con fuertes diferencias entre regiones y partidos. En 1991, en el Conurbano Bonaerense un 49,3% de la población carecía de agua corriente y un 73% no tenía acceso a la red cloacal. En el partido de Quilmes, la situación es diferencial según el servicio de que se trate. Los porcentajes son muy inferiores en el caso del agua potable, siendo un 10,7% de la población la que carece de acceso al servicio. En relación al servicio de desagüe cloacal a red, el porcentaje de hogares con servicio es superior al promedio Gran Buenos Aires, pero la extensión de este servicio es muy inferior a la cobertura que alcanza el de agua potable. 

Por último, cabe destacar que la Municipalidad de Quilmes cuenta en la actualidad con 4.700 empleados para una población aproximada de 600.000 personas, lo que implica un ratio de 127 habitantes por empleado.

La estructura orgánica de la Comuna está compuesta por 10 (diez) Secretarías, 15 Subsecretarías, 62 Direcciones,  5 Delegaciones municipales, 2 Juzgados de Faltas y un Consejo Municipal de Turismo



Objetivos Propuestos y metas del Proyecto
  Para la definición de los objetivos que deben guiar la formulación e implementación del Plan Descentralización Quilmes (en adelante PDQ), ha sido necesario fijar una estrategia general de abordaje de la problemática ya citada, seleccionando un tipo de intervención entre dos alternativas. La primera refiere a la de mejorar las Delegaciones existentes, mientras que la segunda se compadece con el diseño de una nueva política de reforma y modernización  más ambiciosa e innovadora, en la inteligencia de cambiar el estilo de gestión municipal y la transformación de la ciudad. Es decir, optar por crear “algo nuevo” y saneado de los errores que se venían acarreando desde el pasado, en vez de invertir esfuerzos para “hacer de modo más eficiente lo incorrecto”.

En línea con esta estrategia los objetivos del plan son los siguientes: 

a)      Mejorar la calidad de atención al vecino, ahorrándole tiempo y recursos, no solo en el momento de trasladarse a las “ventanillas municipales” donde realiza sus tramites, sino también acotando los tiempos de respuesta que la municipalidad insume para ejecutarlos.

b)      Modernizar y eficientizar el modo de gestión del área central, en forma previa a la desconcentración administrativa.

c)       Aumentar la participación ciudadana, ya que el vecino podrá contar con más y mejor comunicación e información sobre las diferentes políticas municipales.

d)      Incremento de la equidad respecto a la cantidad y calidad de los servicios comunales, apuntando a que todas las localidades y zonas de la ciudad tengan una  oferta homogénea por parte de la Municipalidad.

e)       Revalorización de la cultura barrial y facilitar  el acceso a la oferta cultural municipal y a la educación no formal, coordinando acciones con las organizaciones públicas y sociales de cada zona.

f)        Lograr en el terreno una mayor coordinación de las políticas sociales y de salud, destinadas a la niñez, adolescencia, mujer, familia, discapacidad y/o veteranos de guerra, entre otros sectores sociales vulnerables, acercando al máximo la oferta con la demanda de este tipo de servicios.

g)      Mejoramiento de la coordinación de las acciones con los otros oferentes de servicios públicos ya sea provinciales, nacionales o en manos de empresas privadas.

h)      Consolidación y extensión del crecimiento de las diferentes zonas comerciales e industriales, simplificando y agilizando las tramitaciones dedicadas a la pequeña y mediana empresa.

i)        Recuperación de la identidad histórica de cada zona, poniendo en valor antiguos espacios urbanos que sufren riesgo de degradación.

j)        Revalorización del rol de la Municipalidad como efectivo promotor del desarrollo.

 

En síntesis, el PDQ debe servir para mejorar la calidad de vida de los vecinos y a la vez ser un instrumento de transformación de la ciudad.



Características generales de la iniciativa
El PDQ debe inscribirse como un Programa estratégico de la actual gestión municipal, cuyos fundamentos operan tanto al interior del aparato municipal, como en el contexto que lo contiene, es decir su propia estructura urbana.

La ciudad presenta rasgos característicos a los partidos del conurbano bonaerense que justifican la implantación de un proceso de desconcentración administrativa. El importante tamaño de su población (casi 600.000 habitantes), la extensión y densidad del ejido urbano (94 km2), la interacción con los municipios vecinos y con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y la compleja territorialización de la prestación de los servicios públicos de la órbita nacional y provincial, son factores que operan como principales antecedentes del plan.

El PDQ  se basa en la creación de una red de nuevos efectores de servicios municipales y extra-municipales de manera de acercarlos a la ciudadanía y estrechar la distancia entre el sector público y la sociedad civil.

Estos efectores llevarán por nombre el de Centros de Gestión Municipal (CGM), los que serán ámbitos donde se instalarán “mini-municipalidades”, que brindarán los servicios comunales que demanden los vecinos de cada zona de la ciudad, como así también prestaciones provinciales y de servicios públicos privatizados que sean necesarios.

En estos Centros podrán desarrollarse actividades culturales, educativas y de capacitación no formal y de apoyo a las pymes locales, además de acciones de promoción social destinadas a grupos vulnerables de la comunidad.  Asimismo, brindarán a los vecinos la posibilidad de contar con un espacio físico e institucional para reunirse y participar en la solución de sus problemas comunes, actuando como verdaderos promotores del desarrollo local. Las áreas de referencia de los CGM respetarán los límites territoriales de las actuales delegaciones  en la medida que los análisis permitieron verificar no solo su pertenencia desde el punto de vista físico espacial sino una cierta correspondencia entre estas delimitaciones y las identidades e imaginarios locales.  Efectivamente en diferentes instancias del trabajo pudo verificarse que la población quilmeña tiene fuertemente incorporada su pertenencia asociada a las actuales localidades.  De tal forma, se propone que Quilmes cuente con cinco CGM: Quilmes Este, Quilmes Oeste, Bernal, Ezpeleta y San Francisco Solano.

Desde el punto de vista edilicio, los Centros de Gestión Municipal contarán con una superficie que rondará los 700 a 1000 m2 y estarán estratégicamente localizados para facilitar el acceso por parte de los vecinos y concretar los objetivos citados. La implantación de los CGM, por el tipo y cantidad de actividades que se desarrollan significa crear adicionalmente, en sus entornos barriales, condiciones y características de “centralidad” urbana.  En rigor, los CGM se convierten en promotores del desarrollo de su zona, fortaleciendo la generación de nuevos polos o mini-centros de servicios y actividad desconcentrada.

De tal forma, para definir la localización definitiva de los edificios que contendrán a los CGM se deberán tener en cuenta los siguientes criterios generales: 

a.       Fortalecimiento de las centralidades locales existentes para contribuir con la descentralización de actividades urbanas.

b.       Fortalecimiento de las centralidades locales existentes para contribuir con el refuerzo de la identidad local.

c.        Puntos de máxima convergencia de modos de transporte para facilitar la accesibilidad del vecino.

d.       Visibilidad urbana para ayudar a incorporar al CGM como referente territorial del Estado Local.

Como todo proceso complejo y de mediano plazo, el PDQ requiere que su ejecución pueda ser desagregada en operaciones menores que garanticen la viabilidad del proceso.  En el presente caso estas operaciones tendrán como hitos temporales fundamentales la construcción y puesta en marcha de los cinco CGM previstos. 

En virtud de los estudios y análisis descriptos anteriormente se ha definido que el PDQ contemple como primera etapa la construcción y puesta en marcha del CGM de Ezpeleta.  Tal decisión se funda en los siguientes criterios: 

q     Ezpeleta comparte con Solano la condición de ser una de las localidades que concentra las mayores demandas sociales y por lo tanto requiere una atención particular por parte de las políticas municipales.

q     Con excepción de Quilmes Este es el CGM de menor población y de los cinco es el de menor superficie.  En la medida que será el primer CGM, y teniendo en cuenta la experiencia acumulada en otras iniciativas similares, estos factores colaborarán a facilitar la puesta en marcha exitosa del proceso. 

q     Ezpeleta cuenta con un pequeño núcleo cívico que fuera origen de su creación y que requiere ser revitalizado en línea con los criterios de localización de los CGM que fueron expuestos mas arriba.

q     El municipio cuenta con un terreno acorde con las necesidades programáticas del CGM frente a este centro cívico histórico.

q     La municipalidad tiene previsto en el presente año iniciar la construcción de un paso bajo nivel que facilitará la conexión Este – Oeste de Ezpeleta en las proximidades del predio elegido para la construcción del CGM.  De esta manera se garantizan las exigencias de accesibilidad que se requieren para un equipamiento público de las características de un CGM.

q     Como muestran los análisis, Ezpeleta es una de las localidades con menor concentración de equipamientos y servicios de centralidad del municipio.  

q     Al mismo tiempo, Ezpeleta es una de las localidades de Quilmes, que cuenta con mayor cantidad de entidades vecinales, lo cual facilitará el proceso participativo a escala barrial que los CGM deberán impulsar como parte constitutiva central del cambio del modelo de gestión que se pretende.

 El área de referencia del CGM tiene actualmente cerca de 64.000 habitantes conformando unos 15.000 hogares.  Estos se distribuyen en 14,67 km2 con una densidad bruta promedio de alrededor de 4.300 habitantes por hectárea.  El área tiene una forma aproximada de rectángulo alargado en el sentido Este – Oeste y sus límites son: Av. Hernández, calle Oscar Smith,  Av. Calchaquí,  Av. Florencio Varela (límite con el Municipio de Berazategui) y el Río de la Plata.



Etapas de implementación y grado de avance
La idea de implementar un proceso descentralizador en el Municipio de Quilmes surge de un profundo estudio de las escasas experiencias que se habían concretado en nuestro país y, más numerosas, en el mundo.

Desde un comienzo comprobamos que los vecinos de  ciudades como Rosario, Córdoba y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se habían beneficiado, rápidamente, con los beneficios de la descentralización.

Inmediatamente, entablamos un fluido contacto con los diferentes actores que protagonizaron dichos procesos, encontrando una excelente predisposición a la colaboración.

De esta manera hemos tenido la posibilidad de tener conocimiento de las dificultades que presentan la implementación de un complejo proceso como los que son materia de nuestro estudio, permitiendo economizar recursos y esfuerzos.

En una segunda etapa, la Dirección de Descentralización realizó la Conferencia “Descentralización: Nuevo Paradigma de Gestión Local”, en la que se expuso públicamente ante numerosas organizaciones sociales  las características salientes de los procesos de descentralización con la participación de funcionarios y teóricos en la materia.  En una instancia ulterior se firmaron los mencionados convenios de asistencia técnica con CEPAL y el Ministerio del Interior, donde se actuó en el diagnóstico y recomendaciones y que culminó con la presentación de un informe final labor propia del Plan. Sobre la marcha,  se ha acordó con el Banco de la Provincia de Buenos Aires  la disposición de un espacio para que dicha institución desarrolle sus actividades. También  funcionará en el CGM oficinas del Registro Civil y están avanzadas las gestiones para que también preste servicios Rentas de la Pcia. de Buenos Aires. Asimismo, la Dirección de Tránsito ya elaboró una propuesta para que las líneas de colectivos locales permitan un cambio de recorrido de sus unidades, que permitan facilitar la comunicación Este-Oeste en la zona de Ezpeleta, y también hemos garantizado la instalación de una Defensoría de Menores gracias a una gestión realizada ante el Consejo del Menor y la Familia.

En la actualidad nos encontramos gestionando la concreción de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo que nos permita hacer frente, tanto a la construcción del primer Centro de Gestión Municipal (CGM), en Ezpeleta, como a los sucesivos.  En este sentido, por voluntad del Señor Intendente Municipal, Fernando Geronés, será la localidad de San Francisco Solano la segunda en beneficiarse con la construcción del próximo CGM. Por último, cabe destacar que la Secretaría de Obras Públicas ya culminó los planos y la maqueta (presentada en conferencia de prensa en mayo del presente año) del futuro CGM de Ezpeleta.                  



Financiamiento
La única fuente de financiamiento que se utilizó en el Plan de Descentralización fue la concretada en la asistencia técnica con la CEPAL. Dicha asistencia fue costeada por el Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno ita

Evaluación del impacto de la Experiencia

Como se hace expresa mención en este informe, nos encontramos en la recta final de la gestión de un crédito internacional que nos permite hacer frente a los costos de una obra de importancia como la que hemos decidido emprender.  Es por este motivo que nos resulta dificultoso evaluar el impacto de la misma.

No obstante existen indicadores que hacen pensar que nuestra propuesta será de vital importancia para varias zonas postergadas de nuestro distrito.  Como ejemplo, podemos citar la experiencia vivida a partir de la definición de la zona que se vería beneficiada con la construcción del primer CGM.  Fueron los vecinos quienes reclamaban, con fundados argumentos, que el segundo CGM sea construido en la zona por ellos habitada.  Este fue el principal motivo que llevó al Intendente Municipal a definir la continuación del Plan en la localidad de San Francisco Solano, la mas alejada del área central del Palacio Municipal.  



Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados
Se desarrollarán con posterioridad a la inauguración del CGM.

Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206