Info
 

EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO Y LA CARTA COMPROMISO CON EL VECINO

Esta Experiencia depende de Magdalena, provincia de Buenos Aires

Calle: Boenan 970
Localidad: Magdalena
Código Postal: 1913
Teléfono: (02221) 45-2312 /2511
Fax: 45-2312
E-mail: computos@magdalena.mun.gba.gov.ar
Cantidad de Habitantes: 16603
Organismo del municipio que implementó la experiencia.

El Programa abarca a la totalidad de la estructura municipal, especialmente al Departamento Ejecutivo.



Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia

El Partido de Magdalena, perteneciente a la Provincia de Buenos Aires, se encuentra conformado por las localidades de Magdalena, General Mansilla, Atalaya, Vieytes, Empalme Magdalena y una extensa zona rural con sus poblaciones respectivas: Roberto Payró, Julio Arditi, Los Naranjos, Ferrari y Vergara. La superficie total es de 181.878 hectáreas.

EL Partido limita: al norte con La Plata y Berisso; al sur por Punta Indio; al oeste con Chascomús y Coronel Brandsen y al este por el Río de la Plata. Está atravesada por las Rutas Provinciales 11 y 36 y posee una basta red caminera rural.

De acuerdo al último Censo Nacional de 2001, la población total del Partido es de 16603 habitantes, con un 55 % de varones y un 45 % de mujeres. El total de individuos económicamente activos es de 7304 personas.

Indicadores económicos y sociales: Tasa de Actividad: 43%; Tasa de Empleo: 36%; Tasa de Desocupación: 13%. La población en hogares no pobres es del 59%; en hogares indigentes es del 18% y hogares pobres no indigentes es del 23%.

Las fuentes laborales son escasas, contando entre las industrias principales a: Nestlé Argentina S.A., Curtiembre Cuesset S.A.,la fábrica de lácteos Vacalín S. A. y Tormecan S.A. dedicada a autopartes. Además existen pequeñas empresas, Administración Pública Provincial y Municipal y Unidades del Servicio Penitenciario Bonaerense. Pero la reestructuración de las industrias y el cierre de pequeñas empresas originó en nuestro Partido un empobrecimiento económico que desfavoreció a la clase trabajadora, incrementándose el índice de desocupación, aumentando la población bajo la línea de pobreza. La estructura estatal se ve superada, no hay fábricas que contengan a la población económicamente activa y la actividad independiente y privada está saturada. En estos últimos años, el Servicio Penitenciario Bonaerense ha captado a muchas personas que se encontraban en estado de desocupación o subocupación.

Nuestro Distrito también se ve afectado por movimientos migratorios del Conurbano bonaerense y provincias argentinas, que viene en busca de trabajo y, también, de seguridad que garantiza la forma de vida de nuestra comunidad.

Magdalena cuenta con una gran extensión de zonas rurales lo que permite realizar cultivos como: maíz, soja, sorgo, trigo, entre otros. Es zona de cría de ganado vacuno dadas las características del suelo y del clima.

La Municipalidad de Magdalena cuenta con un Hospital Municipal de Agudos y Unidades Sanitarias en cada una de las localidades del interior del Distrito. La seguridad está a cargo de la Policía Comunal con sede en Magdalena y destacamentos en Atalaya, General Mansilla y Vieytes. El organigrama del Departamento Ejecutivo está compuesto por: el Intendente y de él depende una Secretaría General que tiene a su cargo las distintas Direcciones con sus respectivas subdirecciones y jefaturas departamentales. Cuenta con un plantel de 309 agentes y el presupuesto municipal para el año 2005 ascendió a la suma de $ 11.111.000.



Objetivos Propuestos y metas del Proyecto

El objetivo general de este Proyecto es desarrollar un modelo de aplicación para implementar el Presupuesto Participativo en los Municipios de la Provincia de Buenos Aires (dado que el marco legal utilizado fundamentalmente es la Ley Orgánica de las Municipalidades de la Provincia) o bien adaptarlo a otros municipios del resto de las provincias, sobre la base de la normativa legal vigente. La diferencia, con otras propuestas o modelos de presupuestos públicos elaborados a partir de la participación ciudadana, radica en que se introduce como herramienta del Presupuesto Participativo a la Carta Compromiso con el Vecino.

Los objetivos específicos son: a) proporcionar a la ciudadanía y a los gobiernos municipales un marco legal –no contemplado en la legislación bonaerense- para la implementación de políticas participativas en torno al presupuesto público local y otras cuestiones que se desprenden de la carta Compromiso; b) desarrollar las capacidades ciudadanas para participar crítica e informadamente en asuntos municipales y c) construir un sistema participativo de propuestas, consultas, control y evaluación ciudadana que fortalezca y transparente la rendición de cuentas y los actos del gobierno municipal.

La meta de este gobierno comunal es tratar de democratizar radicalmente la democracia, de crear nuevos mecanismos que den salida a los intereses de la mayoría de la población y construir nuevas instituciones que permitan que las decisiones sobre el futuro sean decisiones siempre compartidas. Cuando se habla de democracia, “compartir” significa permitir a aquellos que han sido elegidos en sufragio universal -los representantes políticos-, y a aquellos que han salido de otras formas de participación directa en contacto con los movimientos sociales, acceder a otras formas de “decidir” juntos. El Presupuesto Participativo complementado con la Carta Compromiso con el Vecino es uno de los medios para avanzar en este sentido.        

Por cierto, con la misma energía, que seguramente se manifestará por parte de la ciudadanía para hacer valer sus propios derechos –en cuanto a los bienes y servicios a brindar y a prestar, respectivamente por el gobierno municipal- los habitantes deben cumplir con sus obligaciones contributivas en pos de la concreción de sus objetivos requeridos en la planificación participativa. Con lo expresado anteriormente, se quiere significar que la ciudadanía debe concientizarse y reeducarse a favor del pago de impuestos, tasas y otros derechos y contribuciones establecidos en los distintos niveles de gobierno. Si el ciudadano confía en la implementación del Presupuesto Participativo, debe entender que parte del éxito estará dado por las obligaciones que emergen de las distintas normas impositivas. La cultura del “no pago” de los impuestos se debe revertir. Entonces, es necesario generar la confianza suficiente en los contribuyentes para que interprete que los beneficiados por los pagos realizados -en tiempo y forma- son ellos mismos y, solidariamente, sus vecinos. En este sentido, la educación cumple un rol esencial a través de la instrucción cívica que se imparte en los establecimientos educativos, en todos sus niveles y, también, a través de los ejemplos que nos deben brindar nuestros gobernantes. Como contrapartida, es necesario que los funcionarios y empleados públicos obligatoriamente estén capacitados en concordancia con las funciones que cumplan; a ellos también les cabe la educación, la especialización y la competencia en el acceso a la administración pública. El basamento de los logros estará dado, en mayor medida, por el grado de educación y de idoneidad de las personas ante cualquier rol social que los comprometa con sus pares. De nada sirven las buenas intenciones -y la misma calidad de honestidad- si no se tiene idea de qué hacer con ellas en cuanto a la implementación de políticas destinadas a mejorar la vida cotidiana de una comunidad.          



Marco normativo de la Experiencia

El marco normativo principalmente estará dado por los Proyectos de Decreto y de Ordenanza a aprobar por el Departamento Ejecutivo y por el Honorable Concejo Deliberante respectivamente que se adjuntan al presente informe.

Se debe tener en cuenta los siguientes textos normativos:

  • Constitución de la Nación Argentina.
  •  Constitución de la Provincia de Buenos Aires. 
  • Ley Orgánica de las Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires. 
  • Decreto P.E.N. 103/2001: Programa de Modernización de la Gestión Pública – “Plan Nacional de Modernización del Estado” – Marzo de 2001 – 
  • Decreto P.E.N. 229/00: Carta Compromiso con el Ciudadano. 
  • Decreto Provincial 47/2003: Creación del Programa  “Carta Compromiso con el Ciudadano”. 24/01/03. Publicación en el Boletín Oficial: 13/02/2003. 
  • Proyecto de Decreto del Programa Carta Compromiso con el Vecino. 
  • Proyecto de Ordenanza del Programa Presupuesto Participativo Municipal.


Características generales de la iniciativa

Los vecinos serán los que decidirán cuáles serán los bienes y servicios que se deben mejorar, en trabajo conjunto con el Ejecutivo Municipal. Se prevé un sistema de gestión por medio de Informes de Avance previsto en la Carta Compromiso con el Vecino.

El personal municipal de planta y los funcionarios públicos deben ser capacitados en el uso de las herramientas de participación ciudadana. Se mejorarían las condiciones de trabajo al brindarles mayores conocimientos y nivel de tecnología, muchas veces inexistentes en algunas áreas municipales. Los incentivos para el personal de planta serán por medio de reconocimientos personales y sobre la base de ello, promociones y / o mejoras salariales a través de premios y / o bonificaciones.  

Los recursos físicos y financieros se optimizarán a partir de la implementación de la participación ciudadana en las etapas de formulación, control de la ejecución y la posterior revisión de cuentas del presupuesto municipal, garantizando una mayor transparencia y eficiencia en el uso de los recursos del municipio.

Los destinatarios del Proyecto serán, como se ha ya expresado, el Municipio y la totalidad de los habitantes.

Los beneficios, entre otros, serán:

·         Mejorar la relación entre el Departamento Ejecutivo y los habitantes del Municipio.

·         Progresar en la educación Cívica, que permitirá un mayor afianzamiento de la Democracia.

·         Garantizar la permanente capacitación de los funcionarios y agentes municipales.

·         Lograr un mejor y eficiente uso de todos los recursos municipales.

·         Permitir la libre expresión garantizada en nuestra Constitución Nacional.

·         Solucionar problemas que, por desconocimiento del Departamento Ejecutivo Municipal, no se logra darle trato definitivo, con el consecuente y justo descontento de la Comunidad. Ello le dará más agilidad a la gestión pública al detectar en forma temprana problemas observados por los vecinos que se ven perjudicados en esa situación.

·         Involucrar a los vecinos en temas que antes quedaban reservados a los técnicos o bien al poder político de turno.

·         El control de las cuentas fiscales ahondará en una mayor transparencia de las gestiones municipales.  

El Presupuesto Participativo debe ser entendido como una alternativa para reconstruir el estado Nacional a partir de un nuevo tipo de descentralización y nuevos procesos de democratización. Es una nueva forma de encarar políticas de descentralización porque con él se incrementa la transparencia y la capacidad de gestión de las unidades de menor escala del Estado. Es también un nuevo centro de decisión que, junto con los Poderes Ejecutivo y Legislativo municipales, democratiza efectivamente la acción política e integra a los ciudadanos comunes a un nuevo espacio público. El éxito de la implementación de las políticas participativas dependerá del esfuerzo de los políticos y de los ciudadanos y de una preparación conciente y esmerada de ambas partes.

 



Etapas de implementación y grado de avance



Recursos humanos involucrados



Financiamiento




Evaluación del impacto de la Experiencia

No tuvo impacto al nivel de experiencia local con motivo de ser un Proyecto a ejecutarse. Sí se pueden considerar las experiencias que en este sentido han realizado otros niveles de gobierno; provincial y municipal que se han vertido en el informe analítico que acompaña a este documento.

De las experiencias de participación ciudadana que avalan lo aquí planteado, se adiciona al presente Proyecto un informe sobre tres experiencias: la de Porto Alegre (Brasil) con su Orçamento Participativo por ser el municipio pionero en implementar el PP a ese nivel de gobierno; el Plan Mil de San Luis, por ser la primera provincia argentina en formular un Plan de Inversiones en forma conjunta con la comunidad; y por último, la descripción del Programa Municipio Abierto de la Municipalidad de Río Cuarto (Córdoba) como ejemplo exitoso de implementación de políticas de participación ciudadana, no sólo para la formulación presupuestaria sino que en otras áreas de interés comunal.

Las herramientas de participación ciudadana ayudarán a establecer una mejora sustancial en la coordinación, delegación, concertación y cooperación del accionar en cuanto a la provisión de bienes y servicios públicos municipales entre los distintos organismos de la Administración Pública Municipal y entre estos últimos y la comunidad.



Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados

Los mecanismos de seguimiento y evaluación implementados se encuentran referenciados en el texto normativo que describe el Plan Piloto para la Municipalidad de Magdalena. En él se describen cómo se debe proceder, cuándo y cómo se realizan los Informes de Avance en función de implementar la Carta Compromiso con el Vecino.

Aplicación de distintos canales de comunicación entre el Gobierno Municipal y los vecinos residentes en el Distrito:

Por medio escrito: Carta, Correo Electrónico, Formularios específicos distribuidos en oficinas y dependencias públicas.

Por medio oral: Asambleas de Foros Zonales de Presupuesto Participativo (ver Proyecto).

La implementación del Presupuesto Participativo Municipal, en forma conjunta con las herramientas de comunicación previstas en la Carta Compromiso, agilizarán y transparentarán el accionar de las distintas dependencias municipales involucradas.



¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?

Por ser un Proyecto sin implementación, se puede expresar que, en términos de gestión, implicó una apertura hacia la Comunidad para ponerle a su disposición herramientas adicionales, novedosas y modernas con el fin de mejorar sostenidamente la comunicación entre el gobierno municipal y los habitantes de un Distrito.

Como estrategia política: el objetivo primordial al implementar estas políticas de participación ciudadana es entender las necesidades de la comunidad, educarla en sus deberes cívicos, acercar a los políticos con la población en general, entre otras cosas; para poder interpretar las verdaderas demandas sociales. Con ello, el Departamento Ejecutivo podrá adelantarse en tiempo y forma para lograr satisfacer las verdaderas necesidades de los vecinos.

El déficit de la capacidad institucional se entiende como la falta de comunicación (muchas de las veces) entre el pueblo y los gobernantes. También puede verse como  la equívoca interpretación de las verdaderas aspiraciones de la Comunidad, por ejemplo, realizando obras o proveyendo servicios que realmente en ese momento o circunstancias no le interesa o no le son prioritarios a la comunidad. 

Como iniciativa específica, basándose en la falta de educación cívica de la mayoría de los vecinos, se ha creado como se enunciara anteriormente, el Programa El Municipio va a la Escuela. El espíritu de esta iniciativa es instruir a la comunidad, en este caso escolar (como primera etapa y prueba piloto) en temas vinculados con la administración municipal. Se incluye en el Programa conceptos de participación ciudadana desprendidos de las herramientas previstas en la Carta Compromiso con el Vecino, que está dentro de esta propuesta.

 



Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206