Info
 

FORTALECIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES PRODUCTIVAS DE LA HUERTA DEL BUEN AYRE

Esta Experiencia depende de Hurlingham, provincia de Buenos Aires

Calle: Pedro Diaz 1710
Teléfono: (011)4469-9921/9922/9925
Fax: 4469-9920
E-mail: cbranda@munhurli.gov.ar
Sitio Web: cbranda@munhurli.gov.ar
Cantidad de Habitantes: 200000
Organismo del municipio que implementó la experiencia.
En diciembre de 1995 se sancionó la ley provincial 11.610 la cual estableció que fuera fraccionado el antiguo partido de Morón en tres distritos: Ituzaingó, Hurlingham y Morón. Esta disposición se concretó con la elección a intendentes en mayo de 1995, a partir de la cual cada uno de dichos partidos contó con autoridades propias.
El Partido de Hurlingham está compuesto por 179.000 habitantes, distribuidos en 35 km cuadrados. A este joven municipio lo conforman tres ciudades William Morris, Hurlingham y Villa Tesei.
Las personas que forman parte de la huerta del" Buen Ayre " reciben mucho más que capacitación en la técnica productiva, ya que lo social es fundamental, por eso se cuenta con la colaboración de trabajadores sociales y se le da mucha importancia a los ciudados de la salud y la buena alimentación.
"El Buen Ayre" cuenta con una huerta didáctica demostrativa, con 240 beneficiarios de los planes Jefes y Jefas de Hogar, compuesta por 170 mujeres y 70 hombres. Estos beneficiarios llevan a sus hogares los productos que producen, complementando el alimento diario de sus familias, con la cual se estaría alcanzando la cantidad de beneficiarios en aproximadamente 400 adultos y 450 niños.


Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia
En diciembre de 1995 se sancionó la ley provincial 11.610 la cual estableció que fuera fraccionado el antiguo partido de Morón en tres distritos: Ituzaingó, Hurlingham y Morón. Esta disposición se concretó con la elección a intendentes en mayo de 1995, a partir de la cual cada uno de dichos partidos contó con autoridades propias.
En la actualidad Hurlingham cuenta con 179.000 habitantes distribuidos en las tres ciudades que conforman el partido: Villa Tesei, Hurlingham y William Morris.
El partido tiene una superficie total de 35,533 km2, cabe señalar que se encuentran grandes fracciones de tierra, estimándose la superficie urbana en 23 km2.
La densidad poblacional fue estimada según la superficie urbanizada en cada radio censal descontándose
las áreas destinadas a usos no residenciales. Las cifras obtenidas son datos otorgados por el INDEC:
Villa Tesei:    75.198 habitantes (43%)
Hurlingham: 54.549 habitantes (32%) William Morris: 43.789 habitantes (24%) Terrenos INTA:     2.265 habitantes (1%)
El municipio se encuentra situado al oeste de la Capital Federal, lindando al este y al sur con el partido de Morón, al sudoeste con el partido de Ituzaingó, al noroeste con el partido de San Miguel y al noreste con el partido de Tres de Febrero.
A veinte meses de gestión del intendente Luis Acuña, este joven municipio se encuentra en plena tarea de trabajo realizando sus propias obras, simplemente para mencionar algunas, se está avanzando en la construcción de su propio edificio municipal que estará ubicado en la calle Pedro Díaz entre Mascagni y Williams, en un predio de cuatro hectáreas que fueran transferidas luego de un convenio suscripto entre el Presidente del Consejo Directivo del INTA, Dr. Carlos Vuegen y el jefe comunal. La nueva sede, con una superficie de 1.700m2, provocará un fuerte ahorro anual estimado en los 700 mil pesos, dado que se evitarán gastos de alquiler, telefonía, seguridad y traslados entre otros conceptos. Esta obra generará un beneficio directo a todos los contribuyentes ya que esta manera tendrán centralizados los servicios municipales.
Luego de muchas gestiones realizadas por el Intendente ante la Gobernación de la Provincia de Buenos Aires, se concretó la firma del convenio que avala el financiamiento necesario para concretar la etapa final de la Cuenca Jhonston. Terminar definitivamente con un problema acuciante que estaba paralizado, y es la etapa II de la Cuenca del Parque Johnston del Barrio Roca y el Barrio La Esperanza. Aportando un beneficio directo a 13.000 vecinos. Esta obra se está implementando la ejecución de conductos de desagüe pluvial, adecuación de desembocadura, limpieza y saneamiento, en último término se realizará la reconstrucción de pavimentos. Este emprendimiento tiene un área total de influencia de 150 hectáreas.
A mediados de agosto el jefe comunal firmó un convenio de gran importancia para el distrito, como es la construcción de redes cloacales, ya que en la actualidad se carece de las mismas. Las obras se ejecutarán por medio de un programa en conjunto entre Nación-Provincia-Municipio.
Luego del convenio firmado sobre la edificación de la red cloacal se sumó la construcción de una red de agua potable. La Nación tendrá a su cargo la responsabilidad de colocar los caños para hacer las redes y, los municipios deberán aportar la mano de obra.
 

Objetivos Propuestos y metas del Proyecto
Este proyecto presentó un beneficio muy importante a la comunidad de Hurlingham permitiendo a los habitantes del partido, aumentar el nivel y la calidad de vida, este ha sido el objetivo alcanzado dando como resultado un alcance directo sobre la población.
La "Huerta orgánica del Buen Ayre" logró incentivar la capacidad creativa de los vecinos del distrito. Para ello se desarrollan diferentes actividades:
      Organización de los grupos
      Capacitación en todo lo referente a la preparación de una huerta
      Fomento de todas las acciones necesarias, para el crecimiento y fortalecimiento de los grupos, logrando sistematizar y poner en producción 2 hectáreas de terreno con 16 grupos funcionando, e integrados.
A través de la implementación de las actividades didácticas de los cursos de "capacitación y asesoramiento" para la ejecución de huertas familiares y comunitarias se brinda en forma eficiente los conocimientos necesarios para las actividades productivas. El nivel de aceptación ha sido profundamente efectivo por lo cual se seguirán dictando los mismos el tiempo que lo amerite.
Los pequeños grupos que se formaron, no solo tienen la finalidad de la producción, sino que instruidos en el respeto con el medio ambiente comprometen un estilo de vida más sencillo y menos consumista, administrando cuidadosamente los recursos propios y de la naturaleza. Es por sobre todas las cosas que se tiene en cuenta el enriquecimiento del potencial humano mediante la capacitación y la salud guiándolos hacia los modelos agropecuarios donde el respeto por el medio ambiente es la clara visión de una relación profunda.       
La actividad está abocada a rescatar los valores y saberes de nuestra cultura y en particular a la posibilidad de retornar al campo como propuesta personal y familiar.


Marco normativo de la Experiencia
Para llevar a la práctica este proyecto se firmó un convenio entre la Municipalidad de Hurlingham y el gobierno de Japón, a través de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA), en el marco del "Programa de Cooperación Técnica de Emergencia" el 31 de enero último en la Cancillería de la Nación con la presencia de el Representante Residente de la JICA, Masao Takai; la Representante Especial para Asuntos de Cooperación de la Cancillería, Ana Cafiero, y el intendente municipal Luis Acuña.
El proyecto denominado "Fortalecimiento de las Actividades Productivas de la Huerta del Buen Ayre" nació luego de la visita que hiciera el embajador del Japón Toshio Watanabe, el 14 de Agosto de 2002, al Municipio de Hurlingham.
Este convenio permitió mejorar las actividades que desarrollaba la huerta. Como así también, fortalecer las actividades productivas del lugar sustentado principalmente en la autoproducción de alimentos, la capacitación y organización comunitaria.
El mismo presentó un beneficio muy importante a la comunidad de Hurlingham permitiendo a los habitantes del partido, aumentar el nivel y la calidad de vida, este ha sido el objetivo alcanzado dando como resultado un alcance directo sobre la población.


Características generales de la iniciativa
El Centro ha capacitado alrededor de 600 personas en este último tiempo. A partir de la misma se han establecidos 900 huertas comunitarias y familiares dentro del partido de Hurlingham y sus aledaños.
En forma permanente la huerta recibe contingentes de estudiantes de establecimientos públicos y privados, centro de jubilados y grupos provenientes de distintas organizaciones. Todos ellos toman contacto con el manejo práctico y teórico de la huerta orgánica.
A través del tiempo de convivencia con la crisis, se observó - mediante la experiencia - que dentro de las patologías que genera la desocupación, las soluciones asistenciales como planes de emergencia corrompen la cultura del trabajo. En su mayoría están diseñados con la idea de que quien lo recibe no debe competir con su trabajo, ni aumentar la oferta con la mano de obra.
Al mismo tiempo se los capacita en la formación y administración de emprendimientos, de hecho ya han surgido del mismo grupo proyectos de realizar una panadería artesanal (con trigo integral) y un servicio de cocina para comedores.
La propuesta orgánica surgió como imperativa por los involucrados, la imposibilidad económica de depender de insumos comprados y por la propuesta de transmitir el respeto por el medio ambiente.
La huerta produce gran cantidad de plantines de hortalizas, florales y aromáticas que van distribuidos en los grupos familiares y escuelas de todo el partido de Hurlingham, también se comparte las semillas de producción propia.
La huerta es visitada permanentemente por escuelas e instituciones y la participación de talleres protegidos de chicos especiales que realizan tareas de acuerdo a sus capacidades acompañados por chicos de "Casa del niño" de Hurlingham.               
Además, la Huerta provee de capacitación, plantines y semillas a 600 huertas familiares y 60 comunitarias, beneficiándose a alrededor de 970 adultos y 1700 niños del municipio.


Etapas de implementación y grado de avance
No disponible.

Recursos humanos involucrados
No disponible.

Financiamiento
Por otra parte, se amplió la infraestructura necesaria para mejorar las actividades productivas y se adquirieron los elementos necesarios para la optimización del proyecto.

Evaluación del impacto de la Experiencia
La implementación de las actividades didácticas de los cursos de "capacitación y asesoramiento" para la ejecución de huertas familiares y comunitarias ha sido profundamente efectiva por lo cual se seguirán dictando los mismos el tiempo que lo amerite.
El nivel de aceptación superó ampliamente las expectativas. El retiro de plantines y semillas para la producción de la temporada otoño - invierno, que se está efectuando a partir de mayo, da un promedio de 25 personas diarias.
La extracción de semillas es artesanal, generalmente se extrae a mano y se deja secar al sol, luego se las guarda en bolsitas de tela confeccionados por los mismos trabajadores. Las bolsas se identifican y se almacenan cuidadosamente. De esta manera se obtienen entre otras semillas de zapallo, sandía, lechuga gallega, morada, criolla, radicheta, rúcula, orégano, albahaca, etc.


Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados
No disponible.

¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?
Las políticas agrícolas han promovido la disminución de recursos genéticos, principalmente de aquellas variedades hortícolas tradicionales, bien adaptados localmente y el proceso de modernización a través de híbridos acompañados de todo un paquete tecnológico ha provocado la pérdida de especies nativas que normalmente eran manejados con bajos insumos y en siembras asociados al trabajo de recolección, selección y multiplicación de estos materiales, está preocupando a-varios agrupamientos de productores que han comenzado a formar bancos locales de semillas.
Las otras razones para producir semillas propias - más allá de no contar con dinero para poder comprarlas -todo el mecanismo de selección y obtención de semillas, es muy rico para los trabajadores de esta forma se acostumbran a observar fenómenos, y a tomar decisiones. Así toman conciencia de que son autosostenibles , siendo capaces de mantener la actividad sin esperar que las cosas vengan de regalo de los subsidios estatales, deben tener un tratamiento local preferencial que les aseguren su colocación en comedores, hospitales, instituciones municipales.
Completando la actividad de los grupos productivos se propone establecer grupos cooperativos de fuerte compromiso ambiental que interaccionen sólidamente con aquellos a través del intercambio.
La Huerta del "Buen Ayre", contribuye a fomentar el trabajo genuino para el desarrollo de los que menos tienen, en esta difícil situación que vive la Argentina.


Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206