Info
 

INTEGRACIÓN COMUNITARIA- PADRES EN LA RUTA SAN LORENZO 06

Esta Experiencia depende de San Lorenzo, provincia de Santa Fe

Calle: Calle Pública
Localidad: San lorenzo
Código Postal: X5893XAG
Teléfono: 03544-471351
Cantidad de Habitantes: 43520
Organismo del municipio que implementó la experiencia.
La Dirección de Inspección General a través del Departamento de Tránsito, lleva el dato estadístico de accidentes de tránsito ocurridos dentro del ejido urbano de la ciudad de San Lorenzo. Estos datos recogidos entre el 01 de noviembre de 1999 y el 01 de noviembre de 2001 fueron fraccionados en 4 segmentos de 6 meses cada uno, para obtener datos comparativos, factores, estaciones climáticas, movimiento vehicular.
Sobre un total de 730 días podemos contabilizar 432 accidentes de tránsito, esta cifra nos indica un promedio de 0.60 accidentes por día, donde se ven involucrados 802 vehículos distribuidos de la siguiente manera:
Automóviles: 403
Taxis: 27 
Motos: 141
Camiones: 65
Bicicletas: 48
Pick-up: 71
Trafic: 11
Furgones: 22
Trenes: 6
Ómnibus o Micros: 7
Motoniveladora: 1
Estos datos detallados con anterioridad reflejan los números que tienen que ver con vehículos. A continuación se detallan la cantidad de personas involucradas en los accidentes ocurridos arrojando un total de 902 personas distribuidas por sexo en 801 masculinos y 102 femeninos.
Podemos destacar que sobre 730 días y 432 accidentes tenemos un promedio de edad de los involucrados entre los 15 a 40 años.
Por las características de desarrollo urbano de nuestra ciudad, la que es atravesada longitudinalmente por la ruta Nacional Nº 11 y por la Autopista Rosario-Santa Fe, tenemos la presencia de una cantidad importantes de vehículos que proceden de otras localidades de la provincia y del país. Es así que el 40% de los vehículos que protagonizaron los 432 accidentes son oriundos de otras localidades.
En las estadísticas sobre accidentes de tránsito en definitiva lo más preocupante es el número de víctimas que provocan y en este caso arroja un saldo de 10 muertos masculinos, 149 lesionados con tratamientos graves, medianos y leves y 78 lesionados con tratamiento ambulatorio estando diferenciados en los cuatro segmentos que nos ocupan en el próximo cuadro.
 
01/22/99 al 01/05/00
01/05/00 al 01/11/00
01/11/00 al 01/05/01
01/05/01 al 01/11/01
 
TOTALES
TOTAL ACCIDENTES
78
104
120
130
432
VEHICULOS INVOLUCRADOS
127
179
267
229
802
HOMBRES
234
170
188
209
801
MUJERES
12
25
35
30
102
C/INTERNACION
16
31
30
72
149
TRAT.AMBULATORIO
17
21
36
4
78
MUERTOS
3
3
3
1
10
DAÑOS MATERIALES LEVES
46
46
59
63
227
GRAVES
4
2
15
4
25
TOTALES
0
0
3
0
3
CAUSAS HUMANAS
78
104
120
130
432
CAUSAS CLIMATICAS
0
0
0
0
0
CONDICION VIAL
0
0
0
0
0
 


Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia
Tipo de Municipio: Según la Ley Orgánica de las Municipalidades Nº 2756 estamos encuadrados como Municipalidad de Segunda Categoría, después de la Categoría Primera que en nuestra provincia le corresponden a la Capital: Santa Fe y la ciudad de Rosario.
Ubicación: La ciudad de San Lorenzo se encuentra ubicada al sudeste de la Pcia. de Santa Fe sobre la margen derecha del río Paraná, a 320 Km. de la ciudad de Buenos Aires hacia el norte. Es cabecera del departamento del mismo nombre. Nuestra ciudad junto con Granadero Baigorria, Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán y Puerto General San Martín forman el conurbano Rosario. Tiene una superficie de 32 km2 y la separa de la ciudad de Rosario 24 Km. al sur y de Santa Fe 150 Km. al norte                       
Población: 43.514 habitantes
Cantidad de Empleados Municipales: 714 agentes
Presupuesto Municipal: 29.917.896,64


Objetivos Propuestos y metas del Proyecto
- Prevenir los accidentes de tránsito a causa de la ingesta de alcohol, y como consecuencia; disminuir las estadísticas de muerte a causa de los mismos.
Después de ésta etapa inicial formar dirigentes juveniles en los colegios para concienciar sobre la problemática existente.
- Establecer criterios para el diseño, desarrollo y evaluación de estrategias tendientes a conocer el estado actual y mejorar las condiciones de seguridad urbana en la ciudad.
- Generar conciencia urbana, con el objeto de prevenir accidentes y/o la prevención de transgresiones en base a una conducta inadecuada.
 
Para unos, era responsabilidad directa del municipio, para otros de la policía y/o de los jóvenes y/o de los titulares de los boliches..., todos argumentaban, pero mientras tanto ¿quién le ponía el cascabel al gato?, y entendiendo que para ser una sociedad más participativa, y acercarnos a ser corresponsables, de lo que nos ocurre como sociedad, la convocatoria de éste grupo de vecinos, lo era, ellos “no se desobligaron de responsabilidades”, porque coincidían, nos competen en ésta nueva sociedad que nos toca vivir. 
 
Dentro de los objetivos surgió una nueva política en el municipio, se está desarrollando un proyecto de una Guardia Urbana Comunitaria que también, además de la actividad actual de la Inspección Municipal, estará encargada de elaborar y llevar a cabo las acciones y líneas de trabajo que se planteen en la vía pública.


Marco normativo de la Experiencia
Ordenanza Municipal Nº 1984/97
Ordenanza Municipal Nº 2490/04
Ordenanza Municipal Nº 2483 Espectáculos Públicos
Ordenanza Municipal Nº 2493 Código de Tránsito


Características generales de la iniciativa
Una sociedad golpeada por una gran cantidad de accidentes fatales, cuyas víctimas, en su mayoría, fueron adolescentes; en una ciudad, cabecera de departamento que centra en sus calles el mayor porcentaje de actividades nocturnas de la región; la preocupación por el futuro de nuestros jóvenes y el cuidado de las familias, se hacía cada vez más grande.
Éste aumento en el consumo de ésta droga institucionalizada como la denominamos, había creado una sensibilización social que exigía la adopción de medidas preventivas y un trabajo de concientización, creíamos antes de ser restrictivos sobre su permisibilidad, en especial con los jóvenes, trabajar en la toma de conciencia.
Sabíamos que el alcohol es la primera droga institucionalizada entre los jóvenes argentinos, puesto que según las estadísticas realizadas, el 44% de los jóvenes menores de 16 años reconocen haber consumido alguna vez alcohol, y más del 55% lo hace ocasional o regularmente. Por esto la situación previa la podemos sintetizar en:
 
a)      Generalización en el consumo en todos los sectores de población;
b)      Importante disminución de la edad de los consumidores;
c)      Sustitución de la tradición en el consumo del vino, por la cerveza y bebidas de alta graduación alcohólica y mezclas con energizantes;
d)      Incremento espectacular del consumo medio por habitante y concentración del consumo en los fines de semana.
 
Estos factores, sin olvidar por supuesto la indigencia, la marginación y la pobreza, y algún otro no citado, han contribuido a que el alcohol haya agudizado los problemas relacionados a la salud, a la familia, la violencia, las relaciones laborales y los accidentes de tránsito.
 
Después que el grupo de padres llevara adelante actividades de prevención a través de controles de alcoholemia en el año 2001, con resultados favorables, pero, sin contar, por aquel entonces, con el marco legal complementario; además de la crisis socioeconómica que golpeó al país, no pudo sostenerse en el tiempo: La preocupación de los vecinos crecía al no encontrar la manera de revertir la situación.
Después de sufrir nuevos accidentes en la región, el Departamento Ejecutivo en la persona de la Sra. Intendente manifestó su preocupación por los reiterados accidentes y convocó a los vecinos participantes de entonces para interiorizarse sobre el método utilizado.
Así, se logró unir ambas partes con la meta de sanear ésta problemática, se sincronizó nuestra participación municipal a través de la Dirección de Tránsito, y la de los vecinos voluntarios, dispuestos a acompañar y colaborar con la campaña de concientización social sobre el consumo de alcohol y prevención de accidentes como consecuencia del mismo. En éste proyecto se comprometió además, la participación de la policía de la provincia de Santa Fe, a través de los efectivos de la Unidad Regional Nº XVII, parte indispensable en ésta unión de fuerzas. Una vez organizadas las tres columnas sostendrían éste proyecto.
Posteriormente de realizar una ardua tarea de concientización a través de la entrega de folletería y volantes informativos, el 17 de Julio de 2005 se realizó el primer operativo de alcoholemia preventivo de “Padres en la Ruta de San Lorenzo”.


La experiencia inicial del proyecto la llevó adelante en el año 2001, como decíamos, un grupo de vecinos, sin las normas elementales para su funcionamiento y con muy poca colaboración y entendimiento de muchos otros ciudadanos y de distintas instituciones, elementales para su realización, como son los medios de comunicación. Sólo dos medios informaron sobre el tema y su temática.
A partir del año 2005, habiéndose promulgado la Ordenanza 2490/04 el Departamento Ejecutivo Municipal convoca al mismo grupo de padres para retomar definitivamente las actividades, contando entonces además, con el total apoyo de la policía provincial.
El proyecto busca beneficiar, no solo a la población de la ciudad de San Lorenzo, sino a su gran zona de influencia.
La cantidad de personas controladas en los operativos realizados entre el 17 de Julio de 2005 y el 17 de julio de 2006, fue de cuatro mil personas (4000), de ésta cifra fueron contenidas setecientas catorce (714), por presentar nivel superior al permitido de alcohol en sangre para conducir un vehículo, es decir el diecisiete por ciento (el 17%). Treinta y tres operativos (33) en total, en los cuales participaron trescientos noventa y seis (396) vecinos voluntarios, sin incluir en ésta lista nuestro personal municipal y policial. Cifra que crece día a día al verse el resultado positivo del trabajo de todos, pero con alguien que ya hoy no podría ser excluyente, el trabajo de “Padres en la Ruta”.


Etapas de implementación y grado de avance



Financiamiento
Cuando se inició éste proyecto e intentó ponerse en marcha, sin las normas adecuadas, empresas privadas de la región comprometidas con la sociedad, colaboraron con la donación de equipo

Evaluación del impacto de la Experiencia
La experiencia fue bien aceptada por la gran mayoría de la población, quedando esto evidenciado en la opinión pública, ya sea en el boca a boca, como también en los medios de comunicación de la región; además de verse reflejado en el incremento de la cantidad de vecinos que responden a la incesante convocatoria, y que se suman al grupo de voluntarios.
 
Se generó conciencia de la responsabilidad.
 
Un grupo importante ha comprobado con ello, entre otras propuestas de trabajo, que siendo una sociedad más participativa, nos acercamos a ser corresponsables, de lo que nos ocurre como sociedad.
 
Nuestro desafío: Lograr el reconocimiento más importante que es el de los jóvenes, que si bien reciben un consejo o una sanción es a favor de ellos y no en contra de los mismos, porque en definitiva son los grandes protagonistas de esta problemática, lo cual estamos convencidos de que podemos cambiar con un pensamiento de libertad y no de libertinaje.

La evaluación del proyecto se realiza bajo el sistema estadístico, concluyendo con un positivo resultado: no solo se ha disminuido la cantidad de conductores alcoholizados, sino, lo más importante, no se han producido accidentes de tránsito a causa del alcohol desde que se comenzó con la tarea; lo cual demuestra que, aún quizás en un pequeño porcentaje, se ha logrado la concientización colectiva.


Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados
La evaluación del proyecto se realiza bajo el sistema estadístico, concluyendo con un positivo resultado: no solo se ha disminuido la cantidad de conductores alcoholizados, sino, lo más importante, no se han producido accidentes de tránsito a causa del alcohol desde que se comenzó con la tarea; lo cual demuestra que, aún quizás en un pequeño porcentaje, se ha logrado la concientización colectiva.


¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?
El conflicto más importante que se presentó para empezar a sanear la problemática, fue que se había instalado en la sociedad un malestar general y un notorio descreimiento, producto de la inseguridad y de la necesidad de respuestas inmediatas, respuestas que no van siempre solamente del estado, sino de una sociedad que debe ir hacia un rotundo cambio.Se estaba y está viviendo una etapa compleja y difícil pero, al mismo tiempo apasionante por los desafíos que nos plantea; por un lado el pueblo nos pidió, que nos vayamos todos y por otro, el amplio porcentaje de votantes participando en las elecciones, nos indicó, que quiere afianzar la democracia y no, arrojarla por la borda.
A más de veinte años de democracia, nos enfrentamos con un mundo en el que los cambios tecnológicos científicos, políticos y socioeconómicos, sucedieron a un ritmo vertiginoso, exigiéndonos una capacidad de respuesta mayor e inmediata, que la que estaba la dirigencia, en condiciones de dar, y además, hubiésemos necesitado quizá, una dirigencia argentina más capaz y menos corrupta en algunas de sus esferas. Por eso el tema participativo de Padres de la Ruta era fundamental, porque cuando hablamos de dirigencia involucramos de mayor a menor a los políticos, a los empresarios, y también a una sociedad que deslindó todo el Poder en la democracia, después de la “dictadura militar”, sintiéndose fuera de toda responsabilidad, sin denunciar ante la justicia los ilícitos que giraron a su alrededor, pero sí siempre, haciendo responsables sólo a los políticos y su política, por todo lo ocurrido. Todos los argentinos nos mostramos escandalizados ante la corrupción y en nuestro caso el exceso en el consumo de alcohol, sin embargo, una lógica inapelable nos indica que, no hay posibilidad real de que una conducta social determinada se mantenga indefinidamente en el tiempo, si el conjunto de la sociedad la considera nociva para su supervivencia o la juzga inmoral e inaceptable. Esto nos indica una situación paradójica y difícil de entender, sino ¿cómo explicar que una sociedad condene determinados comportamientos y, al mismo tiempo, los tolere y aliente? La única respuesta reside, probablemente, en el hecho de que se ha tornado habitual la formulación de una serie de excusas que en la práctica convierten al alcoholismo en un fenómeno socialmente tolerable e impiden su erradicación, aunque en el plano de los principios abstractos, se la repudie y condene; por lo tanto, el desafío de la participación de Padres en la Ruta, pensamos sería terminar sacándonos algunas caretas.
Con facilismo a flor de labios decimos: No nos interesa participar en políticas de conducción del Estado, porque repudiamos, condenamos y responsabilizamos a los políticos. Y si los llamamos a colaborar con Padres, ¿iremos? pero criticamos las decisiones y deslindamos responsabilidades en otros. “Por todo esto corrupción u alcoholismo, puede ser antípoda de participación, pero si no lo hacemos, igual seguirá siendo un fenómeno socialmente tolerable; siempre tendremos excusas que haremos recaer sobre las espaldas de otros”;
Veíamos y escuchábamos los cambios, y estos parámetros nos indicaban que el mundo variaba, pero, analizábamos con profundidad quién era en definitiva el motor de estos cambios... sólo el hombre, con su inteligencia y su trabajo. Ese mismo hombre sanlorencino, no participativo, era el único que en esta etapa difícil debía participar, para cambiar y consolidar la democracia, con un solo y único objetivo primario, equilibrar el sistema para proporcionar mayor bienestar.
Los nuevos escenarios muestran un actual tipo de demandas de la sociedad que no pueden encontrar respuestas adecuadas dentro de las conocidas y pocas flexibles modalidades de la gestión y la cosa pública. A las demandas tradicionales, de mayores y mejores servicios, se sumaron otras relacionadas con las formas de intervención y de gestión de las instituciones y con la defensa de los derechos y garantías de las personas (Concientización del hombre en la sociedad, protección del medio ambiente, derechos difusos, defensa del consumidor, mejoras en la administración de la justicia, defensa de la competencia, etc.), aunque el récord de indigencia y pobreza hace, que el reclamo del pueblo sea, la igualdad.
Éste estado municipal entendió que debe ser generador del acercamiento entre ellos y la sociedad, porque se enfrentan con la necesidad de transformar su rol de administrador de servicios, uniéndose para convertirse en gestores y promotores del desarrollo local y regional, pero, además... porque los municipios son la primera referencia y alternativa asistencialista, ante la crisis.
La participación del voluntariado de “Padres en la Ruta” son el resultado de los cambios que se pretenden y su ejemplo logrado a través de la transparente y constante presencia y participación, ha logrado que la población de la región apueste al apoyo y crecimiento del grupo. Además, la participación de Padres le vuelca una gran responsabilidad al municipio de demostrar que no fue en el 2005 un proyecto incentivado por las elecciones legislativas que se realizaron a pocos meses de comenzadas las actividades de “Padres en la Ruta”.


Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206