Info
 

PROGRAMA RELEVAMIENTO CULTURAL: UN PRIMER PASO PARA EL APROVECHAMIENTO DE LOS RECURSOS CULTURALES COMO HERRAMIENTA DE CAMBIO 06

Esta Experiencia depende de San Miguel de Tucumán, provincia de Tucumán

Calle: 9 de Julio Nº570
Localidad: Sa Miguel de Tucumán
Código Postal: 4000
Teléfono: 0381-4214093
Fax: 0381-4525141
E-mail: Intendente@sanmigueldetucuman.gov.ar
Sitio Web: www.sanmigueldetucuman.gov.ar
Cantidad de Habitantes: 527
Organismo del municipio que implementó la experiencia.
La experiencia se llevó a cabo en el seno de la Dirección de Cultura, Comunicación Social y Turismo, con la colaboración de la Dirección de Familia y Desarrollo Comunitario. Esta última aportó las experimentadas asistentes sociales, conocedoras del barrio que, munidas de una “guia para el relevamiento barrial” recorrieron calles y entrevistaron a vecinos del lugar.
 
La Dirección de Cultura tiene como misión la de promover el progreso de la cultura en todos los órdenes y afianzar sus tradiciones auténticas, mediante la administración, apoyo, coordinación, orientación y control de actividades culturales, artísticas y comunicacionales en el ámbito municipal para poner los bienes de la cultura al alcance de todos.
 
Entre sus funciones se cuentan las de “Programar y controlar el desarrollo de acciones culturales llevados a cabo a través de entes municipales a su cargo y/o mediante el apoyo y coordinación con entidades intermedias y organizaciones no gubernamentales, como Bibliotecas Populares, Centros Vecinales, Parroquias, etc”;
 
“Rescatar la identidad cultural de San Miguel de Tucumán como ciudad y, en particular de sus barrios históricos y tradicionales, revalorizando el perfil propio e integrado –en una tarea conjunta- a las diferentes organizaciones comunitarias y a los trabajadores de la cultura”;
 
“Encargarse de la tutela, registro, conservación y promoción de todos los bienes que se valoren socialmente como constituyentes de la identidad colectiva y –como tales- integren el patrimonio cultural, artístico, arquitectónico e histórico del municipio”:


Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia
El Municipio san miguel de Tucumán es la primera localidad de la provincia, en la cual reside el 55% de su población, (527.607 según censo de 2001). Dicha población es de tipo expansiva o progresiva en el sentido de que tiene altas tasas de natalidad y mortalidad, con altos porcentajes de jóvenes sobre adultos mayores, con niveles de alfabetización en aumento sistemático desde 1980, pero siempre por debajo del promedio nacional. La posibilidad de acceso al sistema escolar se relaciona estrechamente con la disponibilidad de servicios educativos y con el crecimiento de la población en edad escolar; pero también intervienen otros factores de sesgo cultural, como el trabajo infantil, la migración estacional, etc.
Nuestro Municipio tiene un Centro, combinación de uso comercial minorista con servicios y administración, un sector Industrial en los accesos de la ciudad, áreas de uso residencial y un sector periférico en los bordes del aglomerado, al oeste y en algunos sectores cercanos al río Salí. También son frecuentes en estas áreas urbanizaciones más modernas, algunas planificadas y otras ilegales, así como los vaciaderos de basura y los nuevos emprendimientos comerciales de gran envergadura.
El crecimiento horizontal de la ciudad, no fue el resultado de un conjunto de prácticas políticas, económicas y sociales que pretendieran resolver demandas espaciales y habitacionales, en consecuencia los problemas de calidad de vida y de gestión de desarrollo urbano han surgido de la falta de previsión respecto el crecimiento de la ciudad.
Etapas como el proceso de organización nacional y las posteriores crisis económicas nacionales, interrumpieron los flujos comerciales de las provincias y estas se transformaron en unidades políticas prácticamente autónomas y autosutentadas, genero esto un marco económico diversificado donde San Miguel de Tucumán se erigió como una importante plaza comercial, consolidándose a partir del auge de la agroindustria azucarera y citrícola, los cuales con sus ciclos de actividad han tenido un impacto significativo sobre la economía. Pero sin dudas son las actividades vinculadas al comercio y a los servicios las que generan las 2/3 partes de la riqueza de la provincia y el municipio y dan empleo a casi en 60% de la población económicamente activa.
 Así el Municipio cuenta entre planta permanente, interinos y contratados aproximadamente con 5200 empleados, distribuidos en 36 reparticiones que a su vez responden a 3 Secretarias y 1 Fiscalía de Estado Municipal. Con una asignación presupuestaria en ejecución de $355.560.000.-


Objetivos Propuestos y metas del Proyecto
El principal objetivo, objetivo de fondo, apunta a mejorar –bajo la influencia de la cultura- la calidad de vida de los vecinos de los barrios de la ciudad de San Miguel de Tucumán. Esto es, potenciar sus recursos culturales como recursos transformadores de su calidad de vida. El primer paso dado en ese sentido fue el de relevar los recursos culturales con los que cuenta todos y cada uno de los barrios tucumanos, entendiendo esos recursos culturales como un campo de oportunidades. Para eso se abordó –como experiencia piloto y a modo de muestreo- tres barriadas, las más antiguas e importantes en cuanto a densidad poblacional y patrimonio histórico. Estas son las de Villa 9 de Julio, San Cayetano y Villa Luján. Como objetivos intermedios se fijó el propósito de determinar, poner en valor, preservar y aprovechar esos Recursos Culturales para los fines antedichos.
 
También cabe destacar la importancia de abordar el relevamiento de los recursos culturales de un barrio, ciudad o extensión territorial aún mayor, de manera progresiva y en red, como primer paso para no sólo implementar estrategias y acciones culturales, sino también para crear el marco y las condiciones adecuadas que contribuyan a la formulación de políticas culturales que contemplen la diversidad cultural y la inclusión social. 


Marco normativo de la Experiencia
Decreto Nº 1.953/SG/04


Características generales de la iniciativa
Las acciones culturales no suceden aisladas sino, por el contrario, inmersas en contextos que las modifican. ¿Se puede llegar a la comunidad con el mensaje adecuado si se desconoce lo que la comunidad espera y potencialmente posee en materia de recursos culturales? Las acciones culturales serán más efectivas cuánto mayor sea el conocimiento del medio en que se va a operar.
 
La síntesis de estas observaciones conduce a un diagnóstico sobre el funcionamiento de la población y el comportamiento social según la influencia de la cultura. A partir de este diagnóstico, el estado puede establecer más fácilmente un diálogo con el ciudadano, contribuir al desarrollo de una identidad colectiva y estimular la participación ciudadana en la formulación de políticas culturales.
 
Por receptividad entendemos la actitud asumida por el vecino frente al relevamiento en sí y a los eventuales cambios que este proceso por él iniciado desencadenará en su comunidad. En ese sentido, el nivel de participación ciudadana fue alto, circunstancia que simplificó enormemente la tarea de las animadoras.
 
En un primer abordaje -tres de las más populosas y densamente pobladas de las barriadas- la población beneficiaria original alcanzaría –luego de implementar las acciones culturales determinadas en función de los recursos culturales existentes- a alrededor de 90.000 personas. En una etapa posterior, ya cubierta la totalidad de los barrios del municipio, los beneficiarios alcanzarían al total de sus habitantes: más de 500.000.-


Etapas de implementación y grado de avance
Actividad cultural.
Determina -mediante un protocolo de observación y de registro de la actividad socio cultural del vecino y su grupo social- las proyecciones posibles de cambio cultural. En todos los casos el terreno es fértil y susceptible de ser re-estructurado bajo la influencia de la cultura.Los valores culturales son cambiantes, lo que implica que los Recursos Culturales forman un conjunto abierto, susceptible de modificación y, sobre todo de nuevas incorporaciones.


Recursos humanos involucrados
Partimos de la premisa que era la nuestra una experiencia piloto: un básico y primer abordaje de la realidad circundante y que servirá, eventualmente, como base o inspiración para un estudio más amplio y complejo. Entendemos que el próximo paso a éste trabajo deberá ser el emprendimiento de un relevamiento cultural sistemático, organizado y -por sobre todas las cosas- sostenido en el tiempo.


Financiamiento
El costo total de esta primera experiencia fue relativamente bajo. Incluyó el pago a las animadoras socio-culturales en forma de viáticos por un total de $3.000 (pesos tres mil) más la papelerí

Evaluación del impacto de la Experiencia
En lo referente al personal que participó de esta experiencia piloto el impacto fue altamente positivo en tanto logró establecer entre las animadoras socio-culturales y la población un vínculo saludable en función de la tarea encomendada. En cuanto a la población la experiencia generó entusiasmo y “detonó” las potenciales transformaciones a las que el barrio y sus habitantes pueden acceder mediante el aprovechamiento de sus recursos culturales.


Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados
Actividad cultural.
Determina -mediante un protocolo de observación y de registro de la actividad socio cultural del vecino y su grupo social- las proyecciones posibles de cambio cultural. En todos los casos el terreno es fértil y susceptible de ser re-estructurado bajo la influencia de la cultura.Los valores culturales son cambiantes, lo que implica que los Recursos Culturales forman un conjunto abierto, susceptible de modificación y, sobre todo de nuevas incorporaciones.


¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?
Estas son -en términos generales– las primeras observaciones de nuestro relevamiento.
Estructura social.
Determina el estado interno de los grupos sociales (por ej: barrios) y modo de interacción con otros grupos sociales (por ej: otros barrios). Se observó un profundo conocimiento de la realidad sociocultural del entorno. Sin embargo, no existen estímulos vinculantes entre las comunidades sean lindantes o no.
En ese sentido sería conveniente reforzar el concepto de ciudadanía y comunidad en sentido amplio no reñido con lo estrictamente territorial o geográfico.
 
Relaciones con el estado.
Determina el nivel de conocimiento de los mecanismos que la gente posee para demandar o peticionar ante las autoridades en procura de la solución de problemas comunes o particulares. Se observó en una enorme franja de la sociedad un profundo desconocimiento de las vías a recorrer para procurar la solución de un problema, aún los más elementales. Sería aconsejable llevar adelante en el mismo barrio tareas formativas y de difusión (de leyes, ordenanzas, normas de convivencia, derechos del ciudadano, etc)
 
Potencialidad de los recursos culturales.
Determina la potencialidad del barrio en el sentido de usar sus Recursos Culturales para encarar cambios y transformaciones. Se observó un enorme desaprovechamiento de los Recursos Culturales del barrio. Organizaciones No Gubernamentales movidas por objetivos similares que no terminan de articular acciones conjuntas en pro del bienestar común. Instituciones como Clubes Deportivos que desaprovechan su espacio colectivo tanto en la práctica de deportes, principal razón de su existencia, como en la de otras manifestaciones de carácter social y comunitario.
 
Pertenencia.
Determina el grado del sentimiento de pertenencia de una persona con su comunidad o grupo social. Se detectó un marcado sentido de la pertenencia barrial, en lo que hace a su tradición cultural y a su dominio geográfico, al punto de diferenciar el “status” de pertenecer a un barrio o al otro. Los vecinos emprenden trabajos colectivos en defensa de la comunidad que los cobija (crear huertas para evitar asentamientos ilegales, por ejemplo)
 
Compromiso.
Determina el nivel de compromiso de los vecinos con su barrio o grupo social. Se observó gran nivel de compromiso de una importante franja social de adultos con las necesidades de los jóvenes, los niños y los ancianos. Vecinos que donan terrenos para que el estado construya centros de capacitación, recreación y contención para jóvenes. Otros que contribuyen de manera espontánea a la limpieza y parquización de terrenos baldíos.
 
Conclusiones generales
Si bien se relevó sobre lo “existente”, fue lo faltante lo que arrojó más luz sobre las propuestas a implementar en beneficio de la comunidad. Se detectó la escasez, cuando no la ausencia total de –entre otras cosas- bibliotecas populares, radios comunitarias o barriales, y centros recreativos.


Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206