Info
 

CENTRO MUNICIPAL DE FORMACIÓN PROFESIONAL SAN ISIDRO DE LULES 06

Esta Experiencia depende de San Javier, provincia de Tucumán

Cantidad de Habitantes: 533
Organismo del municipio que implementó la experiencia.
Secretaría General de la Municipalidad de San Isidro de Lules, dependiente del Departamento Ejecutivo.
 
Es uno de los cuatro niveles político/administrativos que reportan directamente el Intendente Municipal.
Participa en la elaboración y diseño de los planes oficiales del Municipio en áreas como niñez, medio ambiente y desarrollo sustentable.
Articula acciones con áreas dependientes de Secretaría de Gobierno, como desarrollo social, cultura y deportes, juventud, mujer y programas nacionales y/o provinciales de promoción social.
 
Departamento del Niño de la Municipalidad de San Isidro de Lules, dependiente de la Secretaría General.
 
Atiende la problemática global del niño en el Municipio, desde su inserción escolar, hábitos y costumbres, actividades recreativas, normas de urbanidad e higiene, participación en programas de concientización comunitaria hasta situaciones de marginalidad y pobreza, abandono escolar y violencia familiar.
 
Cuenta con un Jefe de Departamento proveniente de la planta permanente de la Municipalidad, con la colaboración de animadores comunitarios, docentes y ex alumnos, con los cuales en una organización flexible, se planifican acciones y programas en los diferentes barrios del Municipio.
 
Para ello interactúan permanentemente con docentes, centros vecinales y ONGs locales y organismos oficiales de la Provincia y la Nación.
 
En el Centro Municipal de Formación Profesional cuentan con dos preceptores que se ocupan de los aspectos administrativos, comunicación con los padres, aseo y limpieza, asistencia y horarios, vestimenta y abono escolar.
 
Coordinación General de la Municipalidad de San Isidro de Lules, dependiente del Departamento Ejecutivo.
 
Dependencia de coordinación y control de gestión. Instrumenta directamente la planificación política del Municipio. Contacta, reúne y organiza a los diferentes factores de la comunidad, ONGs, empresarios, docentes, Iglesia y centros vecinales. A cargo de la elaboración de planes estratégicos, en consulta y acuerdo con las diferentes organizaciones sociales.


Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia
Ubicación: San Isidro de Lules fue fundada en la zona pedemontana de las Sierras de San Javier y Yerba Huasi, flanqueada por los ríos Lules y Colorado.
Altitud: Se encuentra a 430 metros sobre el nivel del mar.
Población: 29.942 habitantes (fuente Censo 2001 + incremento estimado).
Temperaturas medias: 6º en invierno y 24º en verano.
Actividades productivas:
a)       industrial, fabricación de papel, golosinas, textiles, jugos concentrados, hormigón elaborado, áridos y frutas congeladas.
b)       agrícola, caña de azúcar, frutas, cítricos y hortalizas en general.
 
Administración: gobierno local compuesto por un Departamento Ejecutivo unipersonal y un Concejo Deliberante de 10 miembros, todos electivos.
Dispone de un presupuesto anual de $ 18.000.000.
Cuenta con 310 empleados y obreros.
Sus áreas más significativas son Obras y Servicios Públicos, Estudio y Proyecto, Cultura y Deportes, Saneamiento y Medio Ambiente, Desarrollo Agropecuario, departamentos de la Mujer, del Niño, de la Juventud , Oficina de Empleo y Acción Social.
Salud: Funciona un Hospital provincial cabecera, 2 ambulancias, 6 dispensarios dependientes de la Provincia y 7 dispensarios en la órbita municipal.
Educación: Cuenta con establecimientos primarios, secundarios y terciarios. La Universidad Nacional de Tucumán UNT dicta una carrera a nivel de Tecnicatura, orientada a la agroindustria.
 
 
Indicadores sociales: Fuente INDEC –2º semestre 2005
 
Pobreza e indigencia
% Pobreza
Media nacional
Cantidad de personas
48,0
33,8
14.372
 
% Indigencia
Media nacional
Cantidad de personas
17,6
12,2
5.190
Situación del empleo
PEA
12.150
 
Desocupados
1.385
Sub ocupados
2.041
Total
3.426


Objetivos Propuestos y metas del Proyecto
Proyecto: Funcionamiento de una escuela de oficios, con características de institución educativa formal, para ofrecer formación profesional con terminalidad primaria y/o secundaria.
Incorpora como contenido los saberes de administración y gestión.
Crea, trasmite y estimula el espíritu emprendedor,
 
 
Encuadre jurídico: Creación de una institución de orígen municipal, vinculada a la Secretaría de Estado de Educación de la Provincia de Tucumán, al Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y al Consejo de la Producción de San Isidro de Lules.
 
Acciones:
 
a)       Crear por Ordenanza el Centro Municipal de Formación Proporcional.
b)       Firmar convenio de cooperación con la Secretaría de Estado de Educación de la Provincia de Tucumán, para que proporcione personal directivo, docentes técnicos y maestros de grado para terminalidad.
c)       Gestionar asistencia financiera del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación para proporcionar parte de insumos y herramientas.
d)       Proporcionar por cuenta de la Municipalidad Asistente Social, docentes para Administración y Gestión, ropa de trabajo, seguros, viajes y parte de herramientas e insumos, más todo apoyo logístico que garantice el éxito de la experiencia.
 
Contenidos o currícula: Determinada en acuerdo con el Consejo de la Producción de San Isidro de Lules y la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional de la Secretaría de Estado de Educación. Previsto para el período 2006/2007, carreras de:
 
Instalador sanitarista
Instalador gasista, con matrícula.
 
Funcionamiento: A partir del 27 de Marzo de 2006, en dos cursos de 27 alumnos cada uno.


Marco normativo de la Experiencia
Ordenanza 1367/06 y su Decreto promulgatorio 032/2006.


Características generales de la iniciativa
El Municipio como motor del cambio
 
 
El Municipio de San Isidro de Lules pretende exceder en sus decisiones de gobierno, el marco de los servicios habituales que usualmente se adjudican como única responsabilidad a las administraciones municipales. La intención es fomentar el aumento sustantivo de la calidad de vida local mediante políticas activas que: a) generen empleo y b) aumentar la empleabilidad de las personas para acceder a ellos..
 
En el caso del Centro Municipal de Formación Profesional se trata de ofrecer capacitación en oficios prácticos, de segura salida laboral, tanto a los jóvenes que abandonaron prematuramente el sistema escolar como a aquellos que habiendo completado el ciclo EGB3 o Polimodal, por diversas circunstancias no pueden ingresar a la Universidad y adolecen de competencias concretas y específicas que les permitan insertarse rápidamente en el mercado laboral.
 
 
Características
 
 
·         Se trata de una institución educativa formal.
·         Reviste el carácter de estatal, en este caso del Estado municipal.
·         El alumno cursará el año lectivo en coincidencia con las demás instituciones educativas del medio, participando en toda actividad establecida por el calendario escolar.
·         Ofrecerá en sus dos primeros años, dos carreras con certificación de formación profesional en oficios de reconocida salida laboral.
·         La oferta educativa será evolutiva, ampliando en el futuro las carreras y los cupos de alumnos a medida que lo requiera el mercado laboral.
·         Articulará su acción con el sistema educativo provincial, garantizando la certificación del aprendizaje de oficios y terminalidad educativa, primaria o secundaria según los casos.
·         Ofrecerá asistencia social a las familias de los alumnos para asegurar su apoyo a la concurrencia a clases y su compromiso con los resultados. El Asistente Social instrumentará medidas de concientización de los familiares, apoyo psicológico, corrección de conductas y aportes materiales cuando lo considere necesario (abonos, vestimenta y calzado, útiles...).
·         Garantizará la provisión de equipamiento, herramientas e insumos, piedra angular de un proyecto de formación profesional orientado a oficios.
·         Capacitará en gestión, administración y finanzas, cambio actitudinal y trabajo en equipo, comercialización y marketing. Se trata de que el alumno se visualice a sí mismo como un emprendedor, alguien que complementando el oficio con capacidad empresarial, pueda autoemplearse y aún generar empleo para otros.
El porqué de la intervención municipal.
 
 
Sin ánimo de polemizar pero con los pies en la tierra, el Municipio toma razón de la desaparición de la enseñanza técnica y se propone recuperarla, usándola como herramienta de cambio social.
 En el medio queda el estamento provincial que comparte el espíritu de la iniciativa, pero le cuesta mover un gran aparato burocrático en el área de Educación .
También el orden nacional, que si bien ha encarado la solución del problema sancionando leyes que aseguran financiamiento a las escuelas técnicas, no puede esperar resultados (egreso de técnicos) hasta dentro de tres a seis años.
En tanto el Municipio, organismo político-administrativo más ágil, dinámico y eficaz, más conectado con la gente y sus necesidades reales, más rápido para la toma de decisiones, más incisivo en la escala de sus acciones, puede instrumentar aceleradamente y sin trabas burocráticas, una institución educativa y solventar todas sus necesidades materiales y de gestión, llegando a los resultados esperados de manera más expeditiva y contundente.
 
 
Fuerte vínculo comunitario
 
 
El Centro Municipal de Formación Profesional funciona desde Marzo del corriente año y en su primer ciclo lectivo dicta la carrera de Instalador Sanitarista, a 55 alumnos de ambos sexos. Para el segundo año contempla la carrera de Instalador Gasista con matrícula profesional, a los mismos alumnos. La continuidad de la institución de 2008 en adelante se prevé con carreras diferentes, para no saturar el mercado con los mismos oficios.
Los contenidos de ambas carreras se determinaron por medio de consultas previas al estamento comunitario, docentes y ex docentes, empresarios, INTA, Estación Experimental Agrícola, Unión Industrial de Tucumán, Facultad de Agronomía, profesionales y productores agrícolas de la zona. Pero básicamente surgieron de forma orgánica de dos instituciones con fuerte raigambre en el medio y representativas de los principales factores socio económicos:
 
 
 
Consejo de la Producción
 
 
 
Entidad asociativa formada por el Intendente Municipal, representantes del H.Concejo Deliberante y los principales empresarios de la industria, Centro de Comerciantes, Cooperativas agrícolas, pequeños productores hortícolas y empresas de servicios. Son sus objetivos:
 
 
·         Generar iniciativas legislativas tendientes a apoyar a la actividad económico productiva.
·         Promover la innovación tecnológica que procure la mayor cantidad y calidad de productos a los menores costos.
·         Procurar la capacitación del personal, ocupado y desocupado.
·         Fomentar nuevas radicaciones.
·         Formular planes de desarrollo.
·         Coordinar la iniciativa privada con la actividad oficial, sumando esfuerzos en dirección a los mismos objetivos.
·         Colaborar en la tarea educativa estatal.
·         Consustanciarse con la problemática social global en la intención de aportar soluciones.
·         Comprometerse en la generación de empleo.
 
 
 
 
 
 
Comité técnico
 
Organismo mixto público-privado, formado por representantes del DE, del HCD, ONGs del Municipio, del Consejo de la Producción y estamentos municipales como Departamento del Niño, de la Mujer, de la Juventud, de Acción Social y Pensiones, de Desarrollo Agropecuario, de Medio Ambiente y Saneamiento, de Cultura, de Oficina de Empleo y Coordinación General.
 
Tiene las siguientes competencias:
 
 
·         Coordinar las tareas de todos los estamentos municipales dedicados a las áreas sociales.
·         Vincular a los mismos con los factores económico-sociales de la comunidad, productores, docentes y ONGs.
·         Recabar información estadística acerca de los problemas que confronta la comunidad.
·         Conformar bases de datos y banco de proyectos.
·         Coordinar los esfuerzos en la búsqueda de programas accesibles a nuestro medio.
·         Compartir ordenadamente la información.
·         Procurar una visión integral de la problemática social para abordarla con la participación de todos los
·          actores.
·         Combinar los medios de cada uno para minimizar los costos de las acciones y maximizar los resultados.
·         Elaborar planes de contingencia, programas y proyectos útiles a la comunidad.
·         Recomendar orgánicamente acciones a los decisores.
 
 
 
 
 
Diseño curricular
 
Acompañamos currícula diseñada para
 
·         Instalador Sanitarista
·         Instalador Gasista
·         Administración y gestión (común a ambas carreras)


Etapas de implementación y grado de avance
En el conjunto del proyecto, la Secretaría de Estado de Educación tiene a su cargo el control de asistencia, la prestación docente y la certificación de estudios de los alumnos.
Los contenidos curriculares son aportados por la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional de la Secretaría de Estado de Educación.
Los listados de herramientas e insumos necesarios fueron proporcionados por la misma área educativa.
 
El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación recibe de la Municipalidad de San Isidro de Lules rendición de cuentas de los fondos utilizados de acuerdo a los presupuestos oportunamente aprobados.
 
La Municipalidad de San Isidro de Lules monitorea el desempeño de los profesionales contratados por su cuenta, Licenciado en Administración de Empresas y Asistente Social. Los mismos elevan informes periódicos de su desempeño y de las evaluaciones que llevan a cabo con los alumnos.
La supervisión global de la experiencia está a cargo del Departamento del Niño dependiente de la Secretaría General de la Municipalidad de San Isidro de Lules.


Recursos humanos involucrados
Para el diseño inicial del programa estuvimos asesorados por docentes y ex docentes de enseñanza técnica, y actuales directores de establecimientos similares, como misiones monotécnicas en el interior de la Provincia de Tucumán.
De ellos provino la seguridad de que la única manera de retornar jóvenes al ámbito escolar, en especial si son de condición pobre o NBI, es a través de una oferta atractiva, de oficios prácticos que mejoren su empleabilidad.
Como conflicto visualizamos la extrañeza de los docentes de que desde una institución estatal –en este caso municipal- se incentivase la capacitación en oficios, teniendo en cuenta que desde el Estado se había asistido a la extinción de la enseñanza técnica en Argentina.
 
De la etapa posterior, de relevamiento e inscripción de interesados, destacamos una rápida cobertura de los cupos disponibles, de 50 beneficiarios, pero al mismo tiempo debimos enfrentar un reclamo generalizado de que los alumnos sean remunerados por la asistencia a clase o el compromiso de que terminada la capacitación se asegurase al estudiante un empleo en relación de dependencia en algún ente estatal.
Estos reclamos no obstaculizaron la implementación de la experiencia pero sí nos indicaron lo acertado de incluir en los contenidos educativos competencias en administración, gestión, trabajo en equipo, compromiso con los resultados y marketing, a los efectos de contrarrestar la cultura de la excesiva esperanza en el empleo estatal (así sea mal remunerado), la baja autoestima y la nula predisposición al autoempleo.
Del mismo modo, la integración al equipo del Centro de un Asistente Social, que al estar en permanente contacto con los padres de los alumnos, los convenza no solamente de apoyar y sostener la concurrencia de sus hijos a clase sino también de su responsabilidad primaria en su contención afectiva, formación cultural e incorporación de valores ciudadanos.
 
La implementación de la experiencia implicó un proceso de negociación con dos factores importantes del ámbito estatal.
Es el caso del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, a cuyos estamentos de formación profesional y empleo elevamos la Propuesta Territorial 2006, que incluía la iniciativa de enseñanza de oficios.
A esta repartición se solicitó financiamiento para la compra de insumos necesarios para las prácticas de los alumnos, solicitud que tuvo un favorable resultado y a la fecha está concretada .
Cabe acotar que habiendo comprobado el Ministerio la concreción de lo proyectado, se nos han ofrecido fondos para la continuidad de la iniciativa en los años posteriores.
 
También debimos explicitar el proyecto a las autoridades educativas de la Provincia, a los efectos de que colaborasen con el nombramiento de los docentes técnicos. Nuestra motivación surge de la certeza de que en ese nivel están los profesores que tienen más experiencia, tanto en lo práctico del oficio como en las condiciones didácticas para impartir conocimientos. Además, su concurso asegura la certificación del oficio aprendido, extendida por la Secretaría de Estado de Educación.
Otro motivo es la necesidad de nivelar los conocimientos básicos de los alumnos, teniendo en cuenta sus diferentes edades y fechas de abandono de la escuela. La solución es la coordinación con las áreas de Educación de Adultos, de modo que intervengan en el plan de estudios del Centro atendiendo a cada alumno de acuerdo a sus necesidades y posibilitando su terminalidad escolar.
En este caso no hubo conflicto alguno y los docentes se están desempeñando con normalidad.
 
Por último y por propia iniciativa, los empresarios del lugar solicitaron participar de la experiencia, ofreciendo su colaboración para pasantías y posteriormente, selección de personal para su emprendimientos.
Concretamente, las seis empresas que actualmente se están radicando en la Parque Industrial San Isidro de Lules, han dispuesto que en sus terrenos y con su colaboración se erija el edificio definitivo para el Centro, de modo que los profesores y alumnos estén en contacto directo con sus establecimientos  industriales, comerciales o de servicios.


Financiamiento
Análisis de costo para dos cursos de 26 alumnos cada uno, por el período lectivo 2006
 
Evaluación del impacto de la Experiencia
Nuestra evaluación de la experiencia es positiva, teniendo en cuenta que muchos tabúes se han roto y muchas dificultades se han vencido en su transcurso.
 
Por ejemplo hemos excedido el estrecho marco de responsabilidades que la opinión pública le asigna al Municipio, reducido a brindar servicios de salubridad, higiene y algunas someras obras públicas.
En este caso, hemos actuado en el ámbito de la educación, tradicionalmente reservado a la Nación y la Provincia, pero en el cual aquella ha perdido el rumbo hace tiempo (a tal punto que ha sometido a consulta nacional reformas a la Ley Federal...) y la segunda, a pesar de ser conciente de la necesidad de los cambios, no puede romper las trabas burocráticas que lo imposibilitan.
 
También contamos en el haber la sinergia importante que se estableció con el ámbito empresario y aún de los pequeños productores, quienes fueron consultados para el diseño del proyecto, lo acompañaron en su concreción y ahora lo apoyan con vistas a sus resultados.
Sus motivaciones son la espera de un mejor calificación de sus futuros dependientes, pero también expresan su esperanza de que instituciones de este cariz contribuyan a recrear la cultura del trabajo, que fue pilar de aquella Argentina productiva que añoramos, sin exclusión ni pobreza.
 
No está de más mencionar un aspecto de eficacia en el gasto público que no siempre es tenido en cuenta a la hora de evaluar el desempeño estatal. Tal como lo consignamos en el acápite dedicado al costo financiero de la experiencia, la inversión necesaria para dotar de capacitación en un oficio a una persona, es de $ 1.830, erogados a lo largo de un año.
En el mismo período un beneficiario del Plan JJHD recibe la misma cantidad, con una calidad del gasto infinitamente menor, si tenemos en cuenta que al año siguiente uno puede desempeñarse laboralmente por su cuenta y el otro sigue dependiendo del subsidio.
 
No obstante estos conceptos, acompañamos opiniones diversas de miembros de la comunidad, que estando en contacto con el proyecto desde diferentes ámbitos, pueden opinar tal vez con más ecuanimidad acerca del mismo.


Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados
En el conjunto del proyecto, la Secretaría de Estado de Educación tiene a su cargo el control de asistencia, la prestación docente y la certificación de estudios de los alumnos.
Los contenidos curriculares son aportados por la Dirección de Educación Técnica y Formación Profesional de la Secretaría de Estado de Educación.
Los listados de herramientas e insumos necesarios fueron proporcionados por la misma área educativa.
 
El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación recibe de la Municipalidad de San Isidro de Lules rendición de cuentas de los fondos utilizados de acuerdo a los presupuestos oportunamente aprobados.
 
La Municipalidad de San Isidro de Lules monitorea el desempeño de los profesionales contratados por su cuenta, Licenciado en Administración de Empresas y Asistente Social. Los mismos elevan informes periódicos de su desempeño y de las evaluaciones que llevan a cabo con los alumnos.
La supervisión global de la experiencia está a cargo del Departamento del Niño dependiente de la Secretaría General de la Municipalidad de San Isidro de Lules.


¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?
El proyecto de Centro Municipal de Formación Profesional, cuando estaba en su etapa de estudio y más ahora que es una realidad, comprueba que no están errados quienes piensan que la aplicación de un federalismo real, concretado en la asignación de más y mayores responsabilidades a los organismos políticos de tercer rango –los Estados municipales- puede derivar en una mejora de la calidad institucional del país.
En efecto, para su concreción se vieron involucrados factores –docentes, padres, empresarios- que usualmente están lejos del lugar donde se toman las decisiones de gobierno, pero se comportaron con una responsabilidad y lucidez que los haría desempeñarse con ventaja en cualquier ámbito político, provincial o nacional.
Esa madurez de pensamiento y voluntad de participación, ejercitada en un esquema de mayores competencias para los Municipios, permitiría un proceso de toma de decisiones más rápido, eficaz y adaptado a la realidad local, con resultados más certeros y en consonancia con la voluntad de la gente.
La instauración de un federalismo lúcido, de base local, dará lugar a la proliferación de iniciativas de este tipo, liberando a los pueblos de la tutela de los grandes organismos burocráticos nacionales y provinciales.
Por nuestra parte, esta iniciativa en marcha nos ha dado fuerzas para encarar otras de similar cuño, como un Parque Industrial y una Agencia de Desarrollo Local, todo enderezado a la búsqueda del bien común municipal, basado en las vivencias y necesidades de los vecinos y motorizado por nuestra decisión y empuje.

Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206