Info
 

Programa de Adjudicación Trasparente de Viviendas Sociales

Esta Experiencia depende de Esteban Echeverría, provincia de Buenos Aires

Calle: Sofía T.de Sta. María 464
Localidad: Monte Grande
Código Postal: 1842
Teléfono: (011) 4296-2222
Fax: 4296-2222
E-mail: subcom@echev.mun.gba.gov.ar
Cantidad de Habitantes: 243974
Organismo del municipio que implementó la experiencia.

El Programa de Adjudicación Transparente de Viviendas Sociales se llevó a cabo a través de la Subsecretaría de Tierras y Vivienda del Municipio de Esteban Echeverría, esta área depende de la Secretaría de Gobierno, tiene como funciones principales la regularización dominial social de viviendas, procesos de administración de viviendas sociales, tratamiento de las políticas de hábitat urbano y el fomento de políticas habitacionales.

 

Esta agencia a su vez se encuentra trabajando en procesos de regularización masiva para barrios que se encuentran sin regularizar dominialmente, con un campo de acción de más de  17.000 familias, buscando garantizar la tenencia del suelo mediante las diversas herramientas jurídico administrativas disponibles.

 

Por otro lado, la Subsecretaría de Tierras y Viviendas trabaja en la difusión de las herramientas de regularización para que las familias con menores recursos puedan acceder a la seguridad jurídica que les otorga una escritura, realizando así intervenciones in situ  a distintos barrios para asesorar sobre las leyes de escrituración y regularización dominial en los que la Subsecretaría tiene competencia. Dentro de estas líneas de acción es que se han desarrollado estrategias tendientes a involucrar en los procesos de regularización social a los distintos actores de los procesos de transferencia de inmuebles, ofreciéndoles capacitaciones y acciones conjuntas.

 

La misión de la Subsecretaría es generar la seguridad Jurídica de la tenencia del suelo, asegurando el derecho  al acceso al suelo para todos los habitantes del distrito.

 

Entre las funciones de esta área, se encuentran la regularización dominial del suelo que se encuentra en una situación jurídica precaria, el fomento de políticas habitaciones, la confección e implementación de políticas de hábitat urbano dentro del marco del derecho a la ciudad.

 

 

 



Caracterización del Municipio en que tuvo lugar la Experiencia

El Partido de Esteban Echeverría, ubicado en la región sudoeste del Conurbano Bonaerense, tiene una extensión de 120 km2 y una cantidad de 298.814 habitantes (de acuerdo con el Censo del año 2010).

Es parte integral del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), área conformada por la Ciudad de Buenos Aires y 24 partidos de la Provincia de Buenos Aires. El AMBA cubre una superficie aproximada de 4.000 Km2. La región es el aglomerado urbano más importante del país: concentra el 50% de la mano de obra industrial, el 55% del PBI y constituye el principal centro financiero y el mayor mercado de producción y consumo del país.

De igual forma, se encuentra dentro de la Cuenca del Matanza – Riachuelo y forma parte del Consejo Municipal de la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), entidad que tiene diversas competencias que prevalecen sobre cualquier otra de las jurisdicciones locales que resulte concurrente, con facultad de regulación, control y fomento respecto de las actividades industriales, la prestación de servicios públicos y cualquier otra actividad con incidencia ambiental en la Cuenca.

Esteban Echeverría presenta un desarrollo típico de los distritos de la Segunda Corona Metropolitana de Buenos Aires.  Cuenta con cinco (5) localidades: Monte Grande (ciudad cabecera), Luis Guillón, 9 de Abril, Canning y El Jagüel.

La estructura de urbanización se organiza a partir de dos ejes de crecimiento:

-          en sentido Norte – Sur en relación con dos vías principales de acceso y circulación: Camino de Cintura y la Ruta Provincial N° 4, y

-          en sentido Este – Oeste en relación con las vías del Ferrocarril Gral. Roca y la Ruta Provincial N° 5.

En cuanto a la Planta Urbana tenemos que los centros urbanos del Partido se han ido organizando a través de las infraestructuras de transporte vial y ferroviario (eje Norte – Sur y eje Este – Oeste), integrándose el transporte vehicular (público y privado) al ferroviario a través de las tres estaciones de ferrocarril presentes en el municipio.

El entorno de la estación Monte Grande se ha consolidado como centro institucional, comercial y administrativo del Municipio. Es importante destacar la presencia predominante de uso comercial concentrado en el sector suroeste de las vías del ferrocarril y comercial – residencial en el sector noreste.

El Partido de Esteban Echeverría se articula con el resto del AMBA mediante los sistemas de transporte que se comportan a su vez como estructurantes del territorio: la red vial y la red ferroviaria.

La red ferroviaria existente en el distrito corresponde a la Línea General Roca – Ramal Plaza Constitución-Ezeiza-Cañuelas. Esta línea posee en el partido una vía doble electrificada (catenaria) y cuenta con tres estaciones: Luis Guillón (km 23,5), Monte Grande (km 25,8) y El Jagüel (km 29,3).

Con respecto a la población, esta ha ido aumentando paulatinamente y las variaciones intercensales de incrremento poblacional se sitúan alrededor de un 20%, mostrando una curva ascendente sostenida.

Características demográficas:

Población total: 298.814

Hombres: 147.494

Mujeres: 151.320

Total viviendas: 91.748

Si se analiza la distribución de la población mediante su configuración, se observa una estructura expansiva (pirámide poblacional de base muy ancha y cima angosta), la cual es característica de poblaciones en las que tanto la natalidad como la mortalidad son elevadas y la población crece a ritmo acelerado.

En relación a la distribución de la población, la localidad de Monte Grande (cabecera del distrito), es la que presenta la mayor cantidad de habitantes, concentrándose allí cerca de un 45% de la población. Se estima una densidad de población de 2.333 hab./km2 en el distrito.

En relación a la condición urbano – rural, el índice de urbanización es casi total, presentando en este caso un índice menor al 1% de población rural.

Tomando en cuenta los rasgos de la estructura productiva del distrito tenemos que de la población ocupada, la actividad con mayor incidencia en el partido es la comercial, seguida por la enseñanza y, en menor medida, por la industria.

En lo que refiere a condiciones de vida se estima un 21% de la población con Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI)[1]. El Partido posee un porcentaje de población con NBI por arriba de la media provincial que ronda el 13%, mientras que para los 24 partidos del Área Metropolitana se estima en 15%.

Las particularidades en el tema de situación de la vivienda debemos destacar que estas pueden ser caracterizadas por categorías: que abarcarían, por una lado, aquellas consideradas como “casa” dentro de las cuales se ubican los tipos A y B[2]; y por otro lado, “otros tipos de vivienda”: ranchos o casillas; departamentos; casas de inquilinato y hotel o pensión; locales no construidos específicamente para habitación y viviendas móviles.

El Partido presenta la mayoría de su población como habitantes de casa tipo A. Asimismo, es notable el número de viviendas tipo rancho a casilla:

Casa Tipo A:                                      63%



Casa Tipo B:                                      25%

Otro tipo de vivienda:                  12%

La cantidad de personas por cuarto permite conformar el nivel de hacinamiento en que habitan los hogares. Las viviendas presentan condiciones de espacios mínimos aceptables. De todas formas, un estimado de 7% de los hogares presenta índices de hacinamiento crítico (3 o más personas por cuarto), superior a la media provincial estipulada en un 4%.

Un dato complementario al nivel de hacinamiento es el representado por el porcentaje de viviendas según condición de habitabilidad; de aquí se infiere un dato importante: un 35% de las viviendas posee condiciones deficitarias de habitabilidad.

Con relación a la infraestructura de servicios en los hogares del Partido, se observa que sólo un 37% de la población cuenta con agua corriente, mientras que la red de desagües o cloacas alcanza los hogares de un 14% de la población.

En cuanto al servicio de electricidad, el 97% de la población cuenta con este servicio. Asimismo, el 90% de los hogares cuenta con alumbrado público y el 80% se ubica en calles pavimentadas. 

 

[1] Se consideran como tales aquellos en los que está presente al menos uno de los siguientes factores de privación:

-          Hogares que habitan en viviendas con más de tres personas por cuarto.

-          Hogares que habitan en una vivienda de carácter inconveniente (inquilinato, vivienda precaria o de otro tipo).

-          Hogares que habitan en viviendas carentes de retrete o poseen retrete pero sin descarga de agua.

-          Hogares que tienen algún niño en edad escolar que no asiste a la escuela.

Hogares que tienen cuatro o más personas por miembro ocupado y en los cuales el jefe posee bajo nivel educativo (sólo asistió dos o menos años al nivel primario).

 

2 Para ser considerada de tipo A, una casa debería reunir las siguientes condiciones: 1) estar provista de agua por cañería dentro de la vivienda; 2) disponer de retrete con descarga de agua; 3) no tener piso de tierra u otro precario. Aquellas que no posean alguna de estas condiciones, serían del tipo B.

 

 



Objetivos Propuestos y metas del Proyecto

El proyecto desarrollado en esta oportunidad, buscó generar un cambio de paradigma en la adjudicación de viviendas sociales a través  de un ente gubernamental,  a fin de generar en el proceso un alto grado de  transparencia, eliminando  de manera definitiva y fehaciente la discrecionalidad en este tipo de decisiones.

En particular la adjudicación de viviendas sociales, tiene un alto grado de sensibilidad, no solo por la idiosincrasia propia de nuestra cultura  que desconfía de las gestiones gubernamentales, sino porque en el caso puntual del Municipio de Esteban Echeverría existe un déficit habitacional que asciende a más de 10.000 familias, mientras que la cantidad de viviendas a adjudicar en la última etapa del Plan Federal (año 2009) fueron 358 viviendas.  Estos números ilustran de manera clara la presión que existe sobre las decisiones de adjudicación de viviendas sociales. Por lo cual  se propuso los siguientes objetivos.

Objetivo Principal:

§      Desarrollar un proceso de adjudicación de viviendas sociales que genere transparencia, termine con la discrecionalidad en la entrega de las mismas y reconstruya los lazos de confianza con la ciudadanía. En este sentido, desde el Gobierno Municipal se consideró al sorteo público como el mecanismo óptimo a tal fin.-

Objetivos Secundarios:

§      Ampliar el marco de participación de las organizaciones sociales del distrito a fin de generar una mayor calidad decisional en la adjudicación de viviendas para casos de familias en situación de alto riesgo.

§      Confeccionar una base de datos fidedigna a fin de tener los conocimientos suficientes para realizar políticas públicas acordes con las problemáticas del distrito, en materia habitacional

§      Seleccionar a los solicitantes de las viviendas sociales a través de rigurosos requisitos a fin de que el posterior sorteo público se realice dentro una población  de riesgo habitacional, lo cual garantice la efectividad de la aleatoriedad en el sorteo público.

Estos objetivos planteados tienen como meta fortalecer los rasgos de accountability horizontal[1] que funcionan en el distrito, dando preeminencia a los intereses públicos, y acotando el  margen de los intereses privados a la nulidad de los mismos.

A su vez, a través de este proyecto se busca ampliar los canales de contención del municipio y extender la política decisional a la mayoría de los actores sociales del distrito, generando mayores expectativas para la población, aumentando la participación de actores cualificados y acrecentando los niveles de transparencia.



 



Marco normativo de la Experiencia
Ordenanza Nº 7589/CD/09 por la cual se modifica el artículo 3 de la ordenanza Nº: 6973/Cd/06

Características generales de la iniciativa

La función principal de esta iniciativa fue definir un proceso transparente, preciso y abierto de adjudicación de viviendas sociales, por lo que un 75% de los beneficiarios fue determinado por sorteo público y el 25% restante fue definido a través de un Consejo Social creado ad efectum que evaluaba los casos de extrema gravedad.

 

Con respecto a la población original beneficiaria fueron más de 10.000 personas que representan a  todos los inscriptos al plan de vivienda sociales. Ya que si bien el nuevo programa de adjudicación de viviendas se instauró en la última etapa, quedó aprobado y reglamentado para todas las futuras adjudicaciones de viviendas sociales.

 

A través de este sistema se generaron altos niveles de participación ciudadana para la evaluación de los casos que se encontraban dentro del cupo de emergencia, ya que la decisión de entregar las viviendas sociales, estuvo determinada por un Consejo Social, comprendido por las siguientes organizaciones sociales: Rotary club de Esteban Echeverría, Club de Leones de Esteban Echeverría, Cámara de Comercio de Esteban Echeverría, Colegio Médico de Esteban Echeverría, Caritas, Consejo Evangélico de Esteban Echeverría, un representante a designar por la Secretaría de Desarrollo Social; y la Presidente del Honorable Concejo Deliberante. Por lo cual, de esta manera se abrieron canales institucionales de diálogo con la ciudadanía, a fin que las organizaciones preponderantes del distrito, debatan y dictaminen según criterios humanitarios, científicos y racionales sobre el beneficio para el conjunto, en la adjudicación de viviendas sociales para casos especiales que se encuentren en emergencia dentro de poblaciones de alto riesgo.  

 

Por otro lado, el 75% restante de las adjudicaciones se hicieron a través de un sorteo público por bolillero en el salón auditorio del Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires con el control de la Escribanía General de Gobierno, el mismo sorteo fue trasmitido en vivo por las radios locales, y se informó a los postulantes que podían concurrir al mismo a fin de presenciar el evento y actuar como agentes de control, cabe destacar que asistieron más de 300 personas, y que varías de las presentes salieron pre-adjudicadas, lo cual dio lugar a mayores expectativas por partes de los actores.

 

En referencia al sorteo, se implementó de la siguiente forma, a cada número de formularios se le determinó previamente un número de 4 cifras con el que la gente esperó el sorteo, este  a su vez fue controlado y certificado por la Escribanía General de Gobierno.

 

El sorteo público, además de otorgar transparencia generó una aleatoriedad que tuvo como supuesto que todos los inscriptos partieron de la misma premisa que fue el riesgo habitacional, poniendo a los mismos en un pie de igualdad, ya que tuvieron las mismas posibilidades de acceso y oportunidad en la adjudicación.

 

Por lo cual, el proceso garantizó 2 instancias, por un lado, la rigurosidad en el cumplimiento de los requisitos, lo que generó que todos los inscriptos al plan de viviendas sociales reflejen una situación de emergencia habitacional y una vez homogeneizado el campo (a través de la variable de emergencia habitacional) el sorteo dio  una oportunidad igualitaria a todos los inscriptos.

 

 Por otro lado, a fin  de minimizar el margen de error. Una vez producido el sorteo, se envió las listas de pre-adjudicados al Instituto de la Vivienda para que controlen que estos no estén inscriptos como titulares de un inmueble en el Registro de la Propiedad. A su vez, se aumentaron los controles, ya que estos no eran suficientes, por lo que se realizó un entrecruzamiento con la Dirección de Apremios del Municipio a fin de determinar que la persona pre-adjudicada no tenga impuestos sobre bienes inmuebles a su nombre y se chequeó que la persona no se encuentre como solicitante  del pago de impuestos como tercero interesado. También se confrontó que esta persona no haya iniciado anteriormente un expediente en la Subsecretaría de Tierras y Vivienda por Regularización Dominial o Escrituración Social.

 

Este proceso de control tuvo como resultado que se den de baja más de 50 pre-adjudicados por que tenían iniciados procesos de regularización dominial, o estaban pagando impuestos como terceros interesados o habían falseado datos al momento de la inscripción (por ejemplo se verificaron domicilios de personas que nunca habían vivido donde lo declaraban bajo juramento en las planillas correspondientes).



Etapas de implementación y grado de avance

El proyecto de adjudicación transparente de Viviendas Sociales se implementó a través de un cronograma con el fin de avanzar con los controles necesarios.

 

En un primer momento se confeccionó el listado de inscriptos a los cuales se les asignó un número determinado para el sorteo, una vez finalizado el mismo se hicieron las publicaciones de los pre-adjudicados para que se hagan las oposiciones respectivas, para lo cual se previó que el sorteo se realice con suplentes por si había algún tipo de irregularidad detectada con respecto a los pre-adjudicados titulares. Posteriormente se hicieron las verificaciones, según el proceso arriba descripto,  para acreditar  que el pre-adjudicado no sea titular de ningún inmueble.

 

Una vez efectuados los exámenes descriptos, se tomó la decisión administrativa de convalidar como adjudicatarios a los anteriores pre-adjudicatarios. De esta manera se dio por finalizado el 100% de las adjudicaciones de las 358 viviendas, correspondientes a la 8ª etapa, dando cumplimiento a la totalidad del proyecto. A su vez se encuentran diseñados e implementados los mecanismos del sorteo público, aprobado por la Escribanía General de Gobierno, para que sea utilizado en las futuras adjudicaciones. Lo cual es obligatorio según lo dispone la Ordenanza Nº 7589/CD/09 que se encuentra vigente.



Recursos humanos involucrados

La característica de la iniciativa y el éxito de su implementación estuvo dado por la articulación con distintas áreas de gobierno, tanto a nivel Municipal, Provincial o Nacional. 

 

Si bien el proyecto estuvo implementado por la Subsecretaría de Tierras y Viviendas del Municipio de Esteban Echeverría.  Participaron de la misma el Instituto de la Vivienda, quienes llevaron a  cabo tareas de control con respecto a si los pre-adjudicados eran titulares de bienes inmuebles,  así como la infraestructura necesaria para llevar a cabo el Sorteo. También participó la Escribanía General de Gobierno quien llevó a cabo el control y el ”Know How” acerca del sorteo que se realizó. La Subsecretaría de Relaciones institucionales del Municipio de Esteban Echeverría, aportó su ayuda en la logística y difusión de la experiencia.

 

Con respecto a la Subsecretaría de Tierras y Vivienda desde donde se implementó el programa, la misma contaba al momento de la ejecución con 2 funcionarios a cargo de la misma, 1 asistente social, 4 empleadas administrativas, 3 pasantes de la Universidad de La Matanza y 2 cooperativistas

 

El nivel educativo de los funcionarios de la oficina es de Universitario Completo, -ambos son abogados-, mientras que el nivel de las empleadas administrativas es de secundario completo y a su vez la Subsecretaría  contaba con una Asistente Social matriculada que se encarga de las tareas de campo.

 

Por otro lado las cooperativistas, tenían el secundario incompleto y los pasantes, nivel universitario incompleto.

 



Financiamiento

La fuente de financiamiento fue 100% pública, ya que el proyecto fue armado desde un área municipal con recursos propios, bajo los lineamientos del Sr. Intendente Municipal. 

 

El proyecto tuvo una importante inversión en cantidad de horas de trabajo, tanto de los funcionarios como del personal del área, que estuvieron abocados 100% a la resolución del mismo. Ya que la problemática a resolver fue de una gran complejidad.

 



Mecanismos de seguimiento y evaluación implementados

Una vez adjudicadas la viviendas correspondiente a través del nuevo sistema implementado se realizó un censo de las 1990 viviendas, diferenciado por etapas, el mismo se encuentra contenido en los expedientes administrativos 4035:1436/2010; 4035:1437/2010; 4035:1438/2010; 4035:1061/2010. Se desprende de las estadísticas que en la última etapa implementada mediante el sistema descripto, el nivel de irregularidades bajó al 2% de la población, mientras que el promedio de irregularidades de la totalidad del plan Federal es del 9%, y su vez se encontraron picos que llegaron en la 4ª etapa al 14% y en la 5ª etapa al 15%. Por lo cual mediante el seguimiento y constatación de las denuncias realizadas dentro del Plan Federal llegamos a la conclusión que el nivel de irregularidades descendió a un valor marginal, después de la implementación de este sistema.

Por lo cual, vemos que a mayor participación de la ciudadanía y a mayor control de los requisitos en forma conjunta con un menor grado de discrecionalidad en las decisiones de adjudicación por parte del ente público respectivo, baja el nivel de conflictividad y de irregularidades que surgen en el colectivo social.  

Por lo cual, quedó demostrado que se generó un tipo de adjudicación más eficiente, transparente y justo, que corresponde de manera más acabada con la maduración que el sistema democrático requiere.

Se adjuntan estadísticas correspondientes al censo realizado sobre la totalidad del Plan de Viviendas Sociales.

 



¿Qué aprendizaje institucional significó el desarrollo de la experiencia?. ¿Este aprendizaje, ha dado lugar a iniciativas específicas?

El proyecto implementado significó  un aprendizaje e internalización de las prácticas democráticas, generando canales institucionales de diálogo con distintas organizaciones sociales, lo que nos permitió crecer tanto en lo personal como en lo institucional. Dando un paso importante en la maduración de políticas participativas, abiertas y consensuadas. 

Además, pudimos cumplimentar las decisiones tomadas a través de grupos multidisciplinarios,  que enriquecieron la visión de esta agencia gubernamental, lo que generó la inclusión de nuevas variables y supuestos, que permitieron delinear de manera más concreta los casos que se encontraban en estado de emergencia, dando mayor justeza a las demandas realizadas.

Por otro lado, la objetivación de la decisión racional al generar un tipo de selección aleatoria de pre adjudicados, permitió no solamente generar altas expectativas en las poblaciones que se encontraban inscriptas en la plan de viviendas sociales  sino que permitió internalizar significantes democráticos en los agentes Municipales, lo cual repercutió en las prácticas cotidianas de la oficina.

 



Enlaces
Municipios | BEL |  Biblioteca Digital |  Mundo Urbano | Capacitación | Investigación |  AsistenciaTécnica | Publicaciones | Microrregiones
Universidad Nacional de Quilmes - Roque Sáenz Peña 352 - Tel: 4365-7100 Fax: 4365-7101 Int. 206